Carta a los subscriptores

Díganos lo que piensa de este artículo

Apreciados suscriptores de El Mundo de Mañana:

¡Desde Charlotte, Carolina del Norte, reciban un afectuoso saludo! Usualmente dos veces al año les escribo a los suscriptores de nuestra revista informándoles sobre las noticias mundiales a la luz de las profecías bíblicas. También les informamos sobre los nuevos folletos y videos que están disponibles; y como siempre, enviamos todo gratuitamente a quienes lo soliciten. Más adelante en esta carta mencionaré un nuevo y muy interesante folleto, pero primero una pregunta:

¿Qué le está sucediendo a nuestro mundo?

Parece que la Guerra Fría se ha activado de nuevo; el Oriente Medio sigue en crisis y amenaza con convertirse en un conflicto mundial; la confianza en los gobiernos y los medios de difusión ha caído a niveles muy bajos; los valores que guiaron a nuestra sociedad durante siglos fueron reducidos simplemente a ser “políticamente correctos” y, la libertad de expresión está desapareciendo debido a que muy pocos se arriesgan a sufrir las consecuencias de rechazar las tendencias políticas.

La Tierra ya no es una esfera, sino un disco plano de acuerdo con un número creciente de aficionados a las teorías de la conspiración. Este movimiento está ganando adeptos especialmente entre los jóvenes, donde solo el 66 por ciento de los estadounidenses más jóvenes, entre las edades de 18 a 24 años, creen firmemente que la Tierra es redonda, según una nueva encuesta de YouGov. ¡El treinta por ciento está en conflicto o no está seguro sobre el tema, y el 4 por ciento realmente afirma creer en una Tierra plana! ¿Qué dice esto de nuestras instituciones educativas?

Luego están las personas LGBTQQIP2SAA que luchan por imponer sus conceptos al resto de la sociedad; aunque parezca increíble, esta sigla no es ficticia y ni siquiera representa una lista exhaustiva en un mundo de creciente confusión y explotación sexual. Cada letra representa un estilo de vida alternativo que nos obligan a aprobar; peor aún, se nos dice que celebremos su estilo de vida o suframos las consecuencias.

Si quienes murieron hace apenas 15 años volvieran a la vida, se sorprenderían al ver nuestro mundo actual. Uno podría decir: “¡Nuestro mundo se está echando a perder!”; sin embargo, ese cliché describe la verdad. Nueve estados norteamericanos han legalizado el uso recreativo de la marihuana, y muchos otros estados la han legalizado en mayor o menor grado, la mayoría para “fines medicinales”. Canadá va a legalizar la marihuana recreativa este año, y parece que Australia seguirá su ejemplo. En su edición del 24 de abril, la revista Político informa que Estados Unidos pronto podría seguir esta tendencia: “En Washington, la evolución sobre el problema de la marihuana avanza a una velocidad asombrosa en términos políticos”. ¿Qué presagia esto para una sociedad decidida a caminar drogada?

¡Esas decisiones tienen consecuencias! Los efectos del uso de las drogas están a nuestro alrededor, y hacer que la droga sea más accesible solo aumenta el problema. ¿Por qué nos apresuramos hacia la autodestrucción? Conocemos las respuestas.

El apóstol Pablo nos dice en la Biblia que hay un espíritu maligno que dirige a nuestro mundo. “Él [Dios] os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás” (Efesios 2:1-3).

Un apóstol que caminó, habló y fue enseñado personalmente por Jesucristo, nos informa cuán eficiente es ese espíritu maligno. Juan escribió lo siguiente acerca del fin de esta era: “Fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero” (Apocalipsis 12:9). ¡Qué importantísima advertencia es para nosotros, saber que él ha engañado al mundo entero!

Satanás engaña a la humanidad cegándola al maravilloso propósito que Dios tiene para nosotros. Como el apóstol Pablo nos dice: “Si nuestro evangelio [las buenas nuevas] está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios” (2 Corintios 4:3-4).

¿Cuál es el propósito de la vida? ¿Lo sabe usted? ¿Lo sabe su vecino? La verdad es que muy pocos lo conocen. La mayoría de quienes apoyan alguna forma de cristianismo tienen una vaga idea de que irán al Cielo después de morir, pero así como algunos mileniales que no están seguros de si la Tierra es redonda o plana, muchos que se dicen cristianos no están seguros sobre la creencia de ir al Cielo, y muy pocos tienen idea de qué harían una vez que lleguen allí. Por supuesto, la sola idea del Cielo como recompensa a quienes alcancen la salvación contradice las Escrituras; antes bien, los santos “reinaremos sobre la Tierra” (Apocalipsis 5:10; 20:6; 22:5; Mateo 5:5).

Muchos de los problemas que vemos en este mundo desaparecerían si las personas entendieran la realidad de Dios y entendieran su maravilloso plan. Buscan un placer temporal, porque no conocen a Dios y no conocen el propósito que Dios tiene para la humanidad. Al igual que nuestros primeros padres, eligen la lujuria de la carne, la lujuria de los ojos y el orgullo de la vida. (Compare Génesis 3:6 con 1 Juan 2:15-17).

Abusando del alcohol y usando drogas que alteran su estado mental, las personas dañan la mente y el cuerpo y desperdician sus vidas. La marihuana recreativa se usa con un solo propósito: drogarse. Muchos la ven como inofensiva; pero, ¿acaso es así? Puede que algunos de ustedes que están leyendo esta carta la hayan probado alguna vez. Tal vez todavía la están utilizando regularmente. ¿Saben lo que dicen los científicos y los médicos sobre sus efectos a largo plazo en el corazón y los pulmones? ¿Y qué sucede con el desarrollo del cerebro en los jóvenes?

Nuestro director regional canadiense Stuart Wachowicz fue director de currículo de 80.000 estudiantes. Vio de primera mano los efectos del consumo de la marihuana, como una droga que abre la puerta de entrada a drogas más adictivas y dañinas. Tuvo que lidiar con los resultados; vio cómo afectó el rendimiento de los estudiantes. El señor Wachowicz ha escrito un nuevo folleto sobre el tema, desafiando los mitos comunes con respecto a la marihuana, haciendo y respondiendo preguntas relevantes. ¿Es realmente inofensiva? ¿Reducirá el crimen legalizarla? ¿Cuál es la historia detrás de la “marihuana medicinal”? Este folleto se ofreció recientemente en la versión canadiense de nuestro programa de televisión El Mundo de Mañana y ahora está disponible para todos nuestros suscriptores.

Si tiene hijos o nietos, necesita la información de autoridades respetables, que el señor Wachowicz ha reunido en su exhaustiva investigación. Incluso si no tiene familiares que necesiten esta información, la necesitará para la discusión diaria, ya que abundan los mitos. Todo lo que tiene que hacer es escribirnos al correo: [email protected], para recibir un ejemplar gratuito del folleto Marihuana, lo que nunca nos han dicho.

Su ejemplar del folleto Marihuana ya ha sido pagado por miembros de la Iglesia del Dios Viviente y seguidores de El Mundo de Mañana. ¡Incluso pagamos el envío! Para usted realmente es gratuito.

Atentamente, en el servicio del Señor Jesucristo,

Gerald E. Weston

PD: Asegúrense de solicitar su ejemplar gratuito del folleto: Marihuana, lo que nunca nos han dicho, escribiéndonos al correo: elmundodemañ[email protected], e indicando su dirección postal para que se lo hagamos llegar.

MÁS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN

Mostrar todos