Una nación endeudada hasta el cuello

Staff de Noticias y Profecía
Díganos lo que piensa de este artículo

Estados Unidos, al igual que muchas otras naciones, se enfrenta a un incremento progresivo de deuda nacional. Los intereses pagados sobre la deuda nacional de Estados Unidos van camino a exceder el gasto militar en los próximos años (Wall Street Journal, 11 de noviembre de 2018). Según la Oficina de Presupuesto del Congreso, para 2020 Estados Unidos “gastará más en intereses de lo que gasta en el plan de salud Medicaid; en 2023 más de lo que gasta en defensa nacional; y en 2025 más de lo que gasta en todos los programas no discrecionales de defensa combinados, desde la financiación de parques nacionales hasta la investigación científica, a la atención de salud y la educación, hasta al sistema judicial y la infraestructura”. Los intereses de la deuda nacional son ahora la partida de más rápido crecimiento en el presupuesto de Estados Unidos, ya que el país continúa gastando más de lo que recauda.

Mientras las personas o las naciones continúen viviendo más allá de sus posibilidades, será cuestión de tiempo hasta que surjan consecuencias graves.  La Biblia advirtió hace mucho tiempo: “el que toma prestado es siervo del que presta” (Proverbios 22:7). El pacto que Dios hizo con la antigua nación de Israel establecía que apartarse de Dios y rechazar sus leyes conduciría a una creciente deuda que impactaría las libertades nacionales y la soberanía nacional: “El extranjero que estará en medio de ti se elevará sobre ti muy alto, y tú descenderás muy abajo. Él te prestará a ti, y tú no le prestarás a él; él será por cabeza, y tú serás por cola” (Deuteronomio 28:43-44). Conforme Estados Unidos y otras naciones de descendencia israelita se aparten de la moralidad bíblica y acumulen deudas nacionales como resultado de la codicia, sería prudente recordar estas antiguas advertencias. Para más información sobre la causa y las consecuencias de las deudas nacionales, lean el artículo publicado en nuestra página web: “El punto crítico”.