J. Davy Crockett III

La familia funcional



¿A dónde fue la familia “funcional”? Ustedes saben, la que tiene un Padre, una Madre e hijos centrados en el hogar, haciendo cosas en familia: como trabajar, reír y llorar juntos.

Cosas que no valen la pena



“¿No le parece frustrante que se fabriquen tantas cosas con "un tiempo de duración programado"? ¡Como usted lo sabe, el producto se desintegra o deja de funcionar poco después de que la garantía expira! Al caminar por los pasillos de su almacén favorito, ¿está usted consternado por la inundación de mercancías baratas que se vuelven inútiles poco después de estar en uso? Así mismo, hay actividades que absorben bastante de nuestro tiempo sin resultado positivo o productivo.”

Una pequeña locura



¿Con qué frecuencia se ha descarrilado o estropeado un plan de grandeza por algún descuido o por una falta tonta de buen juicio o moral? Muchos políticos se han enfrentado a la ruina porque el poder y el prestigio se les subió a la cabeza, dando a lugar comportamientos extraños que los hacen tropezar.

Del mismo modo, muchos prominentes predicadores o figuras religiosas se han llenado de la importancia y el poder de su posición y, el dinero y la influencia que ello trae, y han caído por acciones que pensaban que nadie se daría cuenta o que a nadie le interesaba.

¿Desagradecido?



“Mantenerse alerta, estar consciente y perfeccionar sus habilidades, es esencial en el mundo acelerado de hoy. Independientemente de su esfuerzo, mantenerse al tanto de nuevos desarrollos, mejorar las habilidades en comunicación y aumentar la perspicacia en los negocios es muy importante. Con esto en mente, hace varios años tomé el curso Dale Carnegie. Fue una gran experiencia, y fue muy útil en la dirección de mi negocio, en ese entonces.”

  Originally Published: 23 Diciembre 2016

Un hacha afilada



Cuando yo era un Boy Scout, hace muchos años, ir al campamento de verano era una gran aventura. Vivir en una carpa con otros niños, senderos forestales y aprender nuevas habilidades fueron experiencias memorables. Una clase que era útil entonces y que todavía encuentro útil hoy era cómo manejar con seguridad una hacha pequeña, que es una herramienta esencial para acampar y poder cortar leña. Nuestro consejero nos enseñó cómo afilar el hacha, explicando que una herramienta afilada es mucho más útil y más segura que una herramienta sin filo.

Páginas