Carta a los suscriptores - 2 de noviembre del 2020

Díganos lo que piensa de este artículo

Apreciados suscriptores de El Mundo de Mañana:

¡Desde Charlotte, Carolina del Norte, reciban un cordial saludo!

     El 31 de enero el Reino Unido abandonó formalmente la Unión Europea, poniendo fin al proceso que comenzó con un referendo que dejó atónito al mundo en el 2016. Luego vino un período de transición que se mantendrá hasta el 31 de diciembre del 2020, pero el hecho es que el Reino Unido ya está fuera. Aunque el resto del mundo presta más atención a la COVID-19, al caos y al desorden general, el Reino Unido y Europa recibieron y recibirán un impacto profundo a causa del brexit. Se trata de una gran alteración geopolítica cuyos efectos repercutirán en el mundo entero. La revista El Mundo de Mañana ha publicado artículos sobre el tema y continuará haciéndolo en el futuro, ya que las profecías de la Biblia tienen mucho que decir acerca de Europa y de los pueblos descendientes de los británicos.

Este año las catástrofes climáticas, además de otras, han cumplido un papel importante para muchos residentes en África Oriental, Australia y los Estados Unidos. Las plagas de langostas del desierto en África Oriental fueron de proporciones bíblicas, las peores en más de medio siglo; y les siguieron diluvios que acabaron de dañar los cultivos y golpear las economías. En el 2019 los siete años de sequía en Australia llegaron a su fin con inundaciones en las que perecieron 600.000 cabezas de ganado. Luego sobrevino el verano más seco y caliente de que se tenga noticia, y esto facilitó las condiciones para enormes incendios que causaron la muerte o desplazamiento de 3.000 millones de animales. Los titulares en los Estados Unidos también se ocuparon de los terribles incendios en la peor temporada de incendios forestales jamás vista en la costa del Pacífico.

Y por encima de todo, la noticia que se impuso en todas partes fue la pandemia de coronavirus, que todavía tiene al mundo en jaque. El impacto económico es impresionante en casi todas las naciones, y aún está por verse el efecto total del cierre de las economías.

espués vino el incidente de George Floyd que prendió la chispa de protestas en los Estados Unidos y el mundo. Algunas degeneraron en violencia, con atentados y robos. Hubo quienes se apoderaron de zonas de las ciudades y derribaron monumentos a personajes históricos. Se exigió reducir los montos destinados a la policía, y algunos alcaldes y concejos municipales accedieron. En los Estados Unidos, un grupo extremista que se denominó Wolverine Watchmen tramó un complot para secuestrar a la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, asesinar autoridades y volar puentes en un intento por desatar una guerra civil; complot que felizmente se pudo frustrar. A esta mezcla de caos y desorden se suma lo que bien podrá ser una de las elecciones presidenciales más importantes en la historia de los Estados Unidos, un presidente contagiado de la COVID-19 y otra vacante en la Corte Suprema.

En lo positivo, el mundo vio con sorpresa los tratados de paz firmados por los Emiratos Árabes Unidos y Baréin con Israel, y la posibilidad de que otras naciones del Oriente Medio sigan su ejemplo. Todos anhelamos la paz, pero la Biblia tiene esta advertencia para el tiempo del fin: “Vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón” (1 Tesalonicenses 5:2-4). El cumplimiento de esta profecía implica algo más que dos tratados de paz entre Israel y un par de países pequeños del Oriente Medio, pero quizás estemos presenciando el comienzo de algo más grande. No queremos adelantarnos a la profecía, pero este hecho nos recuerda lo imprevisible que ha sido el año 2020.

Queridos suscriptores y suscriptoras, nuestro mundo está cambiando y el 2020 ocupará sin duda un lugar en los libros de historia. ¿Quién sabe qué más pueda ocurrir después de escribir estas líneas y antes de dar comienzo al 2021? ¿Serán impugnados por alguno de los partidos los resultados de las elecciones en los Estados Unidos? Y de ser así, ¿en qué terminará todo esto? ¿Estallará el descontento civil en un grado sin precedentes? ¿Veremos una segunda guerra civil en los Estados Unidos, y qué efecto tendría sobre el resto del mundo? ¿Estaremos presenciando ahora mismo la destrucción de los Estados Unidos? Cuando reciban esta carta seguramente ya se tendrán respuestas a algunas de estas preguntas.

Y no es solo en los Estados Unidos. Otros países también viven un período de agitación social, lo que motivó esta advertencia en la estación radial NPR: “El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, el martes planteó una grave visión del estado actual del mundo, al decir que ‘un viento de locura arrasa al mundo’ mientras la inestabilidad estalla en conflictos imprevisibles y violentos”.

Tal vez no parezcan extrañas estas palabras, pero el señor. Guterres las dijo el 4 de febrero, mucho antes del caos y la locura que estamos viendo. Si el señor Guterres vio desde comienzos de febrero que “un viento de locura arrasa al mundo”, ¿qué irá a pensar hacia el final del año? Efectivamente, ¡parece que el mundo se ha enloquecido!

Todo eso me trae al propósito de la presente carta. Como bien lo saben los suscriptores de la revista El Mundo de Mañana, dos veces al año les escribimos para ofrecerles un regalo… sin costo, desde luego, como todos nuestros materiales. En esta ocasión ofrecemos algo enteramente nuevo y preparado especialmente para esta carta semestral: Un mundo enloquecido, es un informe en DVD preparado por los cuatro presentadores del programa de televisión: El Mundo de Mañana:

El señor Richard Ames presenta la serie en tres partes antes de que yo explique cómo estamos viendo: Un mundo que encubre, en el cual la verdad es ocultada por una oleada rebelde que se apodera de las naciones occidentales. El señor Wallace Smith enseguida se refiere a: Un mundo que divide, y como Jesús declaró, “Si un reino está dividido contra sí mismo, tal reino no puede permanecer” (Marcos 3:24). El señor Rod McNair continúa con: Un mundo que engaña, en el cual trata sobre la destrucción de monumentos y los cínicos cambios de la historia. Finalmente, el señor Ames regresa haciendo un resumen de todo lo que hemos tratado.

Este DVD, de contenido enteramente nuevo, es nuestro regalo para los suscriptores. Y aprovecho para dar la bienvenida a los nuevos suscriptores, ¡que son muchos! Nuestra revista en inglés, titulada: Tomorrow’s World, comenzó el año 2020 con 301.000 subscriptores ¡y estamos terminando el año con más de 400.000! También se envían otras 35.000 revistas impresas a suscriptores de lenguas española, francesa y afrikáans. Además, nuestra presencia en internet aumentó exponencialmente este año. Hubo docenas de millones de visitas y poco más de medio millón de suscriptores por YouTube a El Mundo de Mañana en nuestros idiomas principales: inglés, español, francés, afrikáans, holandés y alemán. ¡Aquí en El Mundo de Mañana, nosotros mismos estamos atónitos ante este crecimiento!

El mundo está cambiando y lo que implica para todos nosotros es profundo. Necesitamos estar enterados de las principales tendencias que llevarán al mayor período de angustia que el mundo haya conocido, período que culminará con el regreso de Jesucristo para salvarnos de la destrucción total (Mateo 24:21-22). Los medios de difusión no entienden el sentido de las noticias que publican; en cambio, la Biblia explica por adelantado por qué vemos un mundo enloquecido y qué podemos prever para el futuro. No dejen de leer El Mundo de Mañana y de ver nuestros mensajes por YouTube para que tengan un mejor conocimiento de lo que está ocurriendo. Y no olviden solicitar el DVD gratuito: Un mundo enloquecido, enviando un correo a: [email protected], el cual recibirá a vuelta de correo.

Sinceramente, en el servicio del Señor Jesucristo,

Gerald E. Weston

P.D. ¡Nuestra oferta gratuita revela lo que hay detrás de la locura mundial! Este DVD demuestra que todo efecto tiene su causa. No deje de hacer hoy mismo su solicitud para recibir su DVD gratuito: Un mundo enloquecido.