Hechos relevantes en la historia mundial: El último resurgimiento de Europa

Díganos lo que piensa de este artículo

Por muchas dificultades que en este momento esté sufriendo Europa, la profecía bíblica indica claramente que este Continente tendrá un último resurgimiento… algo que sacudirá al mundo.

Muchos observan que se está produciendo un gran cambio en Europa, tierra legendaria que vio nacer las civilizaciones griega y romana y la Reforma Protestante, además difundió valores que se apoderaron del Occidente y que han transformado al mundo moderno. Si bien las guerras han sido un tema reiterado durante siglos en Europa, pocos previeron las chispas que encendieron el Continente en agosto de 1914, dando origen a dos guerras mundiales que la arrasarían y dejarían millones de muertos y heridos en todo el globo.

Hoy el Continente es sede de la Unión Europea, intento moderno por unir a una serie de naciones contenciosas bajo un gobierno supranacional. Pero el experimento europeo se encuentra en apuros, y las naciones, a menudo beligerantes, se distancian de nuevo. Europa se está fragmentando. Reaparecen las viejas enemistades y algunos dirigentes europeos contemplan la posibilidad de nuevos rumbos. Pocos entienden el verdadero significado de lo que está ocurriendo en Europa ni cuál será su desenlace. Los sucesos en Europa se dirigen hacia el cumplimiento de antiguas profecías bíblicas que describen un momento decisivo poco antes del regreso de Jesucristo. Se trata de un acontecimiento que sacudirá y sorprenderá al mundo entero, ¡aún más que en 1914!

Sueño ilusorio y regreso a la historia

Para entender los actuales problemas de Europa, es preciso dar una mirada al pasado. Los romanos unieron Europa por la fuerza de las armas y trajeron buena parte del Continente a un período de paz y prosperidad que duró siglos. La base de aquella unidad fue el culto al emperador, la fusión de la política con la religión, la amenaza de guerra civil interna y la necesidad de defenderse contra enemigos externos. César Augusto promovió “la idea de un Imperio dispuesto por orden divina y en su centro un emperador que reinaba por orden divina” (The Dream of Rome, Johnson, pág. 98). Aunque los papas católicos se apropiaron el título pagano del César: Pontifex maximus, Europa carece de ritos religiosos en apoyo a algún líder religioso. No hay un “aglutinante religioso” que mantenga unidos a sus pueblos… y el intento actual por unir Europa en torno a una política económica común, una moneda común y la meta de prevenir otra guerra en su suelo, está resultando inadecuado.

Si bien la política económica común ha traído grandes beneficios a Alemania, ha empobrecido a los países del Sur de Europa, generando divisiones y rencores entre las naciones del Continente. La invitación a extranjeros para que vengan como trabajadores invitados a suplir la escasez de mano de obra en Europa, se convirtió en grandes masas de inmigrantes que amenazan con abrumar las culturas nacionales. El resultado ha sido una crisis antiinmigrantes y descontento civil. Hay quienes recuerdan a los pueblos que cayeron sobre el antiguo Imperio Romano y produjeron su caída. Hoy el peligro de actividades terroristas instigadas por inmigrantes musulmanes radicales no asimilados ha generado temor en toda Europa… y trae recuerdos de los ejércitos islámicos que invadieron el Continente varias veces en el pasado. Hay quienes temen que la historia se repita.

La actual amenaza de perturbación social y económica tiene inquietos a los europeos y sus líderes. El voto del Reino Unido por abandonar la Unión Europea, unido a amenazas de administraciones recientes de los Estados Unidos en el sentido de volverse de Europa a Asia y de presionar a Europa, especialmente a Alemania, para que pague su propia defensa, están obligando a los líderes europeos a replantear su futuro separados de sus tradicionales aliados: el Reino Unido y los Estados Unidos. Como resultado, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha llamado a las naciones europeas a unir sus recursos militares y formar un Ejército europeo (The Times, 9 de marzo del 2015) que defienda sus fronteras y valores contra agresores extranjeros. Otras fuentes informan que “Alemania tiene la ambición de dirigir un ejército de la UE” y que está “viendo la manera de establecerse como el líder militar de una coalición de países de le UE que ya no seguiría las órdenes de la OTAN” (RTUKNews, 27 de septiembre del 2016). También se ha expresado la inquietud de que las decisiones norteamericanas en el sentido de retirar el paraguas militar de Europa “pudiera despertar al gigante dormido que es el poderío alemán” (The Washington Post, 10 de noviembre del 2016). En palabras de un observador: “a lo largo y ancho de Europa vemos cada vez más tensiones dentro y entre las naciones”. Al mismo tiempo, Europa se halla ante una serie de problemas sin precedentes.

El sociólogo alemán Ulrich Beck hizo unos comentarios profundos acerca de las posibles consecuencias de las tensiones en el Continente. Señala que vivimos con “la expectativa constante de catástrofes” locales, nacionales y mundiales; y esto afecta la forma como piensan y funcionan los individuos y las naciones (German Europe, pág. 8). Tales expectativas pueden desencadenar fuerzas históricas que “pongan en movimiento el terreno político”, haciendo posible que “el actual orden de cosas se suspenda legítimamente con el fin de defender el bien común” (págs. 26-27). Prosigue: “La retórica sobre el colapso inminente de Europa fácilmente puede dar como resultado el nacimiento de un monstruo político” a medida que estas “catástrofes inminentes planteen oportunidades… que bien puede aprovechar un hombre, o una mujer, con talento para el poder” (págs. 45-46). El profesor Beck señala igualmente que “la expectativa de una catástrofe puede llevar a la gente a hacer cosas mañana que ayer eran absolutamente inconcebibles” (pág. 82). Todos estos analistas sienten que Europa se aproxima a un momento histórico definitivo.

¿Qué tienen que ver estos acontecimientos de actualidad con la profecía bíblica?

Profecías que cobran vida

Muchos dan por un hecho que la Biblia es una simple colección de mitos y cuentos totalmente ajenos a nuestro mundo moderno. Sin embargo, la Biblia contiene casi 2.000 profecías específicas que se han cumplido y que se están cumpliendo. Las Escrituras dicen que solamente Dios puede predecir el futuro con exactitud y hacerlo cumplir (Isaías 46:5, 8-11), y que Dios guía el curso de la historia (Job 12:23; Daniel 2:21; 4:17). Alrededor del año 600 AC, el profeta Daniel dejó escrito que poco antes del regreso de Jesucristo surgiría en Europa una potencia vinculada con el antiguo Imperio Romano (Daniel 2:31-44). Daniel describió una imagen con piernas de hierro (el Imperio Romano) y pies de hierro y barro, que es golpeada por una piedra (el Reino de Dios). En Daniel 7:23 esta potencia europea de los tiempos del fin se asemeja a una “bestia” con dientes de hierro y diez cuernos. En Daniel 11:40-45 la potencia europea se identifica como “el Rey del Norte” que será incitado a la acción militar por un “Rey del Sur”, una conformación árabe musulmana, y entrará al Oriente Medio. La Biblia relaciona a este Rey del Norte con Asiria, es decir, la actual Alemania (vea Isaías 10:5-11; solicite también nuestro artículo gratuito: ¿Un cuarto Reich? ¿Cuál es el futuro de Alemania?).

En Apocalipsis 17:3-5, esta misma “bestia” tiene siete cabezas y diez cuernos y en ella va montada una destacada organización religiosa identificada como “madre de las rameras”. Los diez cuernos son diez reyes, o dirigentes, que entregarán su soberanía a un líder político europeo por corto tiempo. El resultado será una superpotencia que nuevamente reunirá el poder político, militar y religioso como lo hizo Roma en los tiempos antiguos; pero esta superpotencia será conquistada y destruida por Jesucristo a su regreso (Apocalipsis 17:12-14). El dramático auge y caída de la última versión del Imperio Romano en Europa será un punto decisivo en la historia y repercutirá en todas las naciones del mundo. Entérese de más detalles en nuestro folleto titulado: La bestia del Apocalipsis: ¿Mito, metáfora o realidad inminente? 

MÁS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN

Mostrar todos