¿Se convertirán los niños en nuestros opresores?

Díganos lo que piensa de este artículo

Un video reciente producido y publicado por el gobierno de los Estados Unidos, con representantes de los Departamentos de Justicia, Educación, y Salud y Servicios Humanos, alienta a los niños que se consideran “transgénero” a comunicarse con el gobierno federal si sienten que están siendo discriminados en la escuela (Fox News, 17 de agosto de 2021). El video alienta a estos niños a presentar denuncias para que el gobierno pueda demandar a los distritos escolares y a los estados que intentan hacer cumplir los valores tradicionales. Al menos nueve estados han prohibido legalmente a los estudiantes participar en eventos deportivos para niñas a menos que sean biológicamente niñas.

El video, producido por la administración de Biden y publicado en el canal de YouTube del Departamento de Justicia, envía claramente el mensaje que, aunque los líderes de estas comunidades no se preocupan por los estudiantes “transgénero”, el gobierno federal sí lo hace, y les dice: “todo el gobierno federal está con ustedes”.

Hace miles de años el profeta Isaías advirtió sobre lo que ocurriría en las naciones de descendencia israelita al fin de esta era. “Pueblo mío, los que te guían te engañan”, clamó Dios por medio del profeta Isaías. “Los opresores de mi pueblo son muchachos” (Isaías 3:12). ¿Qué será de un gobierno federal que apela directamente a los niños para desafiar a los estados y a las leyes estatales? Cuando miramos alrededor del mundo, vemos una división cada vez mayor en todos los niveles, desde familias divididas hasta gobiernos internacionales fracturados. El declive moral es rampante en todo el mundo, especialmente en las llamadas naciones “cristianas” que tienen sus raíces históricas en la moral judeocristiana y los principios bíblicos. En la actualidad, los líderes abandonan cada vez más los límites éticos tradicionales y utilizan tácticas que habrían sido impensables hace apenas una década. Para más información sobre el futuro de los pueblos de descendencia israelita, lean “Noé, Sodoma y el mundo de hoy”.