Como lidiar con un niño mimado

Díganos lo que piensa de este artículo

El reciente intento de establecer un país separatista en Seattle, Washington ha fracasado, pero ¿fue este una pérdida total? Sí, es cierto que dispararon a cuatro personas, incluidos dos jóvenes negros que murieron, y hubo denuncias de violaciones. Se impuso justicia vigilante para cualquiera que fuera sorprendido robando un teléfono celular, incluso si más tarde se descubría que el teléfono se había extraviado. También es cierto que el grafiti estropeó negocios, pero está bien, porque esas empresas fueron cerradas y cubiertas con paneles de madera durante estos eventos. Era difícil saber quién estaba a cargo, pero ¿es esto algo que realmente les importa a los drogados? ¿Significa esto que todo fue en vano?

¡No del todo! Seattle nos ha enseñado lecciones valiosas sobre cómo lidiar con las turbas, los anarquistas y los niños mimados. Aquí hay diez lecciones en caso de que tenga un hijo rebelde:

  1. Siempre déjelos salirse con la suya.
  2. Los sobornos pueden funcionar, así que deles lo que exijan.
  3. Déjelos determinar qué parte de la casa les pertenece. Ayúdelos a construir barreras para marcar su territorio. ¡Las cercas y los guardias armados realmente funcionan!
  4. Proporcióneles paneles de madera y deles algunas latas de pintura en aerosol para que puedan explorar sus talentos artísticos y practicar la escritura con sus demandas.
  5. Déjelos que destruyan la casa. La propiedad puede repararse, reconstruirse o abandonarse, pero no las vidas humanas.
  6. Las turbas, los anarquistas y los niños mimados son más importantes que aquellos a quienes ellos lastiman; tal vez puedan huir de los vecinos.
  7. Nunca actúe como un adulto desde una posición de autoridad; a cambio, negocie con ellos (consulte los puntos 1-3).
  8. Muéstreles lo débil que usted es demostrando con su inacción que ellos están a cargo (consulte los puntos 1-3).
  9. Hablar es más efectivo que las acciones. A continuación, se explica cómo lidiar con un niño rebelde, o una turba, o cuando lastiman a las personas:

"¡Para!"

"¡Pensé que te había dicho que dejaras de hacer eso!"

"Hablo en serio ahora, ¡basta!"

"Voy a contar hasta tres".

"Uno ... dos ... dos y medio ..."

"Dos y tres cuartos ..."

"¡Pensé que te había dicho que dejaras de hacer eso!"

(Advertencia: hagan lo que hagan, no los toques, podrían lastimarte).

  1. ¡Cuando las primeras nueve reglas fallen, póngase de pie, párese derecho y haga lo que debió haber hecho en primer lugar!

Ahora, con toda seriedad, la zona autónoma conocida como CHOP / CHAZ no produjo “un verano de amor” como sugirió el alcalde, y no fue una “fiesta callejera” pacífica como se describe en algunos medios. Dos jóvenes negros murieron trágicamente como resultado de políticos equivocados y medios de comunicación cómplices, dejando atrás a padres afligidos que nunca en esta vida volverán a ver a sus hijos. El dolor que sienten y el vacío en sus almas son inconmensurables. Las cosas no tenían que terminar de esta manera, pero sin embargo lo han hecho porque nosotros, como nación, hemos abandonado a nuestro Creador.

El profeta Isaías describe que en nuestro mundo el derecho se retiró, y la justicia se puso lejos; porque la verdad tropezó en la plaza (Isaías 59). También describe el estado de nuestras familias, lo que resulta en una crisis de liderazgo. “Y les pondré jóvenes por príncipes, y muchachos serán sus señores. Y el pueblo se hará violencia unos a otros, cada cual contra su vecino; el joven se levantará contra el anciano, y el villano contra el noble...Los opresores de mi pueblo son muchachos, y mujeres se enseñorearon de él. Pueblo mío, los que te guían te engañan, y tuercen el curso de tus caminos” (Isaías 3: 4–5, 12).

Para obtener más información, consulte "Los pecados de racismo, anarquía, y secularismo" y Por qué es tan difícil criar hijos.