Las tormentas primaverales retrasan la siembra de cultivos

Staff de Noticias y Profecía
Díganos lo que piensa de este artículo

La primavera del 2019, (primavera en el hemisferio Norte) trajo un “ciclón bomba” en marzo que inundó gran parte del medio oeste de los Estados Unidos (AccuWeather.com, 11 de abril de 2019). Desde ese trágico acontecimiento, tormenta tras tormenta, han inundado la región con lluvias torrenciales. Muchos agricultores estadounidenses habían almacenado grandes cantidades de maíz y soya esperando una reducción en los precios. Lamentablemente, las inundaciones causaron que gran parte de esas cosechas almacenadas se perdieran y las leyes de Estados Unidos exigen que todo grano almacenado afectado por el agua sea desechado.

Las tormentas e inundaciones han demorado la siembra del maíz. Al 20 de mayo, solo el 49% de las granjas en 18 estados que producen maíz tenían su maíz sembrado. El promedio de plantíos de maíz en los últimos cinco años fue de 80% para estas fechas (USDA Crop Progress report, 20 de mayo de 2019). La siembra de soya también se ha demorado, con un 19 por ciento sembrado versus el 47% de los últimos cinco años (AccuWeather.com, 23 de mayo de 2019). La producción de maíz y soya serán más bajas que el promedio y también más bajas que el año pasado. Muchos creen que los agricultores, si se les da la opción, aceptarán pagos de las compañías aseguradoras por la pérdida de cultivos en lugar de plantar soya, debido a la disminución en los precios de la soya. Este año los ingresos agrícolas de los Estados Unidos también serán más bajos de lo normal. (FarmDocDaily, 7 de mayo de 2019). Los suministros de Estados Unidos para este año están seguros, pero la disminución en producción podría impactar los precios de los granos en Estados Unidos y el resto del mundo.

Las inundaciones en el medio oeste de los Estados Unidos son alarmantes y las pérdidas son reales para los agricultores. Las reservas y la sobreproducción de granos en Estados Unidos evitarán que las personas pasen hambre. Sin embargo, la vulnerabilidad de la agricultura en tales condiciones más allá del control del ser humano debe recordar a los lectores de la Biblia de los acontecimientos que fueron profetizados que ocurrirán en el futuro, acontecimientos que impactarán dramáticamente al mundo. Moisés profetizó las consecuencias de desobedecer a Dios: “Maldita tu canasta, y tu artesa de amasar... el fruto de tu tierra, la cría de tus vacas, y los rebaños de tus ovejas” (Deuteronomio 28:17-18). Para tener un mejor entendimiento sobre como Dios utiliza el clima para dirigir el curso de la historia, asegúrese de leer Sucesos que cambiarán al mundo  y  ¿Quién controla el tiempo?