Sucesos que cambiarán al mundo

Díganos lo que piensa de este artículo

El estilo de vida actual será trastornado dentro de pocos años. ¡En este artículo encontrará las causas!


Aunque la mayor parte del mundo está hundido en la confusión, la Biblia revela ciertos sucesos claros que ocurrirán en el tiempo del fin, y que culminarán con el regreso de Jesucristo. ¡Los siguientes son 12 sucesos importantes que pronto tendrán un impacto en nuestra vida!

A nuestro mundo le espera una serie de acontecimientos realmente impresionantes. Ruego a Dios que a todos quienes lean este artículo ¡les ayude a despertar! Después de 65 años en la obra de Dios, tengo que dar esta advertencia solemne mientras aún tenga la posibilidad.

Algunos se burlarán y hallarán excusas para desvirtuar o menospreciar lo que voy a decir. Pero, como dicen, la prueba está en los hechos; y no habrá que esperar mucho tiempo para ver el comienzo de estos sucesos traumáticos. Incluso, ¡Varios ya están ocurriendo!

En el 2015, cinco jueces de la Corte Suprema de los Estados Unidos impusieron el “matrimonio gay” en todos los estados del país, ¡produciendo así un “derecho” constitucional por decreto judicial! Hombres “casados” con hombres. Mujeres “casadas” con mujeres. Una cultura cada vez más confundida y pervertida continúa celebrando la caída de un precepto moral de larga tradición como una “victoria”, y la presión en pro de “derechos” similares se extiende a más y más países del mundo.

Atrapadas en su perversión, ¡estas personas no reconocen que se están alejando del Creador y Autor del matrimonio auténtico, y están difamando su Palabra con esta rebeldía contra una institución venerable que Él mismo estableció! Siendo así, ¿hará Dios algo respecto del “matrimonio gay”? ¿Qué les pasará a nuestros pueblos a causa del asesinato continuo de millones de niños sin nacer? ¿Qué vamos a afrontar a causa de la fornicación, de millones de parejas que conviven sin un compromiso de por vida? ¿Qué será de nuestras sociedades al proseguir la disolución de la familia tradicional y aumentar el hedonismo en todas sus formas? ¿Cuál será el resultado de la actitud voluntariosa, hedonista e impía; generalizada de nuestros pueblos?

A continuación les daré una lista sucinta de doce sucesos proféticos cruciales que se avecinan. A la lista podrían añadirse muchos más. Pero estos sucesos proféticos se cuentan entre los que hemos citado en El Mundo de Mañana a modo de advertencia desde hace años e incluso décadas. Como explicaré más adelante, la prueba bíblica de estos hechos proféticos se ha demostrado en muchos artículos de la revista El Mundo de Mañana y en muchos de nuestros folletos… que son gratuitos para todo el que los solicite. Pero, además, necesitamos una “visión panorámica” de lo que se avecina, para discernir los acontecimientos mundiales del futuro próximo, y saber cuál debe ser nuestra súplica ante el Dios Todopoderoso.

¿Qué es lo que está a punto de ocurrir?

Doce sucesos cruciales que se avecinan

Primero: La decadencia de los Estados Unidos continuará hasta que se destruya la nación. Habrá altibajos menores en el camino, pero si los estadounidenses no se arrepienten, el Dios del Cielo “quebrantará” el orgullo y el poder de esa nación. Esto incluye sin duda el poder económico que ha hecho posible el “sueño americano”, tan admirado en todo el mundo.

Segundo: El poderío militar de las naciones de habla inglesa se irá debilitando hasta quedar destruido. Juntos, los Estados Unidos y Gran Bretaña ganaron la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial y varios conflictos más. ¡Pero si no se arrepienten, el camino de aquí en adelante será cuesta abajo! Si no se arrepienten, no volverán a ganar ninguna otra guerra importante. Tómenlo en serio, observe unos años más, y lo verá.

Tercero: Una serie de descomunales desastres “naturales” seguirán debilitando, cada vez más ferozmente, el poder de las naciones. Es así porque el Dios Todopoderoso tiene todo el poder sobre el clima. Hace mucho tiempo, Dios advirtió a nuestros antepasados: “Os detuve la lluvia tres meses antes de la siega; e hice llover sobre una ciudad, y sobre otra ciudad no hice llover; sobre una parte llovió, y la parte sobre la cual no llovió, se secó. Y venían dos o tres ciudades a una ciudad para beber agua, y no se saciaban; con todo, no os volvisteis a mí, dice el Eterno” (Amós 4:7-8).

Cuarto: Dadas las crisis mencionadas, las naciones descendientes de Efraín y Manasés pronto sufrirán hambrunas y sequías cada vez peores. Con más y más personas desempleadas, incapaces de pagar los precios elevados del agua y los alimentos, habrá un aumento increíble en el número de familias que pasarán hambre. Podemos prever no solamente “motines por empleo” sino también “motines por alimentos”; y como resultado, ¡gran desasosiego civil!

Quinto: Las enfermedades epidémicas van a aumentar, empezando por las de transmisión sexual como el sida, la sífilis, la gonorrea y el herpes; a causa de las costumbres viles y apartadas de Dios que reinan en las naciones. El Dios Eterno no permitirá que nuestras prácticas inmundas continúen sin que las penas por el desenfreno se hagan más evidentes. ¡De Dios nadie se burla!

Sexto: La soberanía de las naciones de habla inglesa será terriblemente debilitada y aun vencida por inmigrantes cuyos valores se oponen al legado de los países que los reciben. Dada la presión política y también social causada por el tráfico de drogas y otros crímenes en el Norte de México, los Estados Unidos pueden prever una intensificación de la terrible violencia en su frontera sur, ¡con miles de víctimas de golpizas, mutilaciones, violación carnal y asesinato!

Séptimo: En un fenómeno antes limitado principalmente a Europa, los radicales islámicos comenzarán a hacerse sentir dentro de los Estados Unidos como nunca antes; exigiendo autorización para que sus leyes musulmanas rijan sobre ciudadanos estadounidenses. Esperemos un aumento en la intimidación, tanto por la “corrección política” como por la violencia abierta, por parte de los gobiernos locales para no darles gusto a estos extremistas.

Octavo: China no será la gran potencia del siglo 21. Aquejada por problemas económicos y sociales, China verá reducir su influencia, mientras un “Imperio Europeo” encabezado por Alemania ocupará un lugar preponderante en los asuntos mundiales. A la descomposición de la estructura actual de la Unión Europea y el derrumbe o fin de la moneda europea que conocemos, seguirá una poderosa unificación de diez naciones en el Continente, dirigidas por un “hombre fuerte” de gran carisma. Este hombre fuerte será la “bestia” profética que se describe en Apocalipsis 17 y 18. Se tratará de la última resurrección del histórico Sacro Imperio Romano Germánico que dominó Europa durante siglos y que se convertirá en la entidad humana más poderosa de toda la Tierra (ver Apocalipsis 13).

Noveno: La mayoría de los observadores ven a una Iglesia Católica Romana actual modernizada y confundida, herida por los escándalos de la pedofilia y otras prácticas inmorales. Al contrario de lo que muchos esperan, la profecía revela que una Iglesia Católica reenergizada, unificada y poderosa surgirá en los próximos años como influencia directriz del mundo. Al acercarse el fin de esta era, parecerá que el líder de esa Iglesia hace milagros. Las Escrituras describen a un individuo que “hace descender fuego del Cielo a la Tierra delante de los hombres” (Apocalipsis 13:13). Este hombre y su Iglesia, actuando de común acuerdo con el Sacro Imperio Romano resucitado, van a perseguir al pueblo verdadero de Dios tal como lo hizo en la Edad Media (Apocalipsis 17:6).

Décimo: Temerosos del poder de esta nueva versión sociopolítica del Imperio Romano, un grupo de estados árabes en el Oriente Medio y el Norte de África formarán una alianza, encabezada por un gobernante que las Escrituras señalan como “el Rey del Sur” (Daniel 11:40-45). Este rey y sus fuerzas incitarán o atacarán a la bestia, o potencia europea. Su acción va a precipitar una guerra peligrosa en el Oriente Medio, la cual terminará por aplastar la amenaza del islam.

Undécimo: Dios se valdrá de terremotos para “sacudir” a los pueblos. Refiriéndose a sucesos en el tiempo del fin, Jesucristo profetizó que “habrá grandes terremotos… en diferentes lugares” (Lucas 21:11). Los cínicos dicen que no ven ningún aumento estadísticamente importante en el número y severidad de los sismos recientes, pero con el crecimiento de la población mundial es innegable que los damnificados ahora son millones más que antes. Y estos movimientos de tierra sí van en aumento, pese a lo que digan los burladores. No son únicamente los estudiosos de la Biblia quienes han notado el gran aumento en el número de sismos fuertes en años recientes, desde Haití y Chile en el hemisferio Occidental; hasta Japón, Sumatra, Nueva Zelanda, Italia y otros países en el Oriente. El Dios grande, que controla no solamente el clima sino todo lo que creó, afirma: “Aún una vez, y conmoveré no solamente la Tierra, sino también el Cielo” (Hebreos 12:26). ¿Qué tipo de “conmoción” será necesario para despertar a la gente? Millones de personas han decidido despreciar a Dios y sus estatutos, o sea, todo el camino de vida consignado en la Biblia. Por eso, y tal como está profetizado, ¡el Dios Todopoderoso ya empieza a reforzar su intervención para “sacudirnos” a fin de que entremos en razón!

Duodécimo: Finalmente, el verdadero Jesucristo regresará a la Tierra como Rey de reyes (Apocalipsis 11:15). Parece increíble, pero las naciones del mundo están tan perdidamente engañadas, que cientos de millones de personas airadas ¡van a pelear contra el propio Jesucristo! como si fuera un invasor espacial terrible, cuando Él regrese al planeta Tierra, para restaurar la paz y la razón en este mundo confundido (Apocalipsis 17:14).

Cuando llegue el fin de esta era, la mayor parte de la humanidad se habrá dejado confundir completamente por Satanás el diablo, acogiendo todo tipo de perversiones, como las que vemos por todo el mundo, además de prácticas religiosas malignas que incluyen blasfemias contra el Dios verdadero y llegan incluso a la adoración de demonios. Incontables millones de seres engañados maldecirán a Dios cuando derrame sus plagas en un intento por humillarlos y despertarlos: “Blasfemaron contra el Dios del Cielo por sus dolores y por sus úlceras, y no se arrepintieron de sus obras” (Apocalipsis 16:11).

¡Pidamos entendimiento!

Las bases para varios de estos hechos sobrecogedores se están preparando… ¡ahora mismo! En los próximos años de la vida la mayoría de ustedes, verán el desarrollo de estos sucesos. Recordemos que si nosotros no nos arrepentimos de verdad y comenzamos a servir y obedecer al Dios Creador, el Dios de la Biblia, nuestra vida jamás volverá a ser igual.

Los lectores habituales de esta revista saben que yo no suelo hablar en términos tan contundentes y vívidos al describir los hechos horripilantes que se avecinan. Pero viendo a nuestros propios pueblos tan frenéticos y viles en su rebeldía contra el Dios verdadero, hechos que se presentan con despliegue en nuestros diarios, los cuales parecen celebrar la creciente confusión sexual y la perversión del matrimonio tradicional, siento que Dios me da la responsabilidad de advertirles, más que nunca antes, adónde conduce todo esto.

Entendamos que el Dios Todopoderoso no admira ni se intimida ante las decisiones de gobernantes ciegos y confundidos en las diferentes naciones. Tampoco se siente amenazado por ningún ser humano ni por ningún grupo. El Dios muy real de la Biblia declara: “Yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero” (Isaías 46:9-10).

Necesitamos entender las razones por las que van a ocurrir pronto estos hechos espantosos. Nuestras revistas y folletos y nuestro sitio en la red han procurado dejar esto en claro durante los últimos años. Pero a los suscriptores nuevos, y a quienes “han llegado tarde”, les ruego que consideren: Nosotros ya hemos tenido todas las oportunidades de estudiar y comprender la revelación inspirada de Dios: la Santa Biblia. Pero es evidente que la mayoría ha rechazado al Dios de la Biblia. Han desechado los diez mandamientos como guía para la vida cristiana. Están incluso prohibiendo que se digan las palabras “Dios” o “Jesucristo” en muchas de las reuniones públicas.

¡Esto es nada menos que asombroso, cuando pensamos que en los últimos 200 años casi siempre se han incluido en las legislaciones expresiones de respeto por el Todopoderoso! Mientras tanto, muchos de nuestros líderes que se dicen “cristianos” se vinculan a conferencias o reuniones “interreligiosas” ¡donde se incluye el culto a Buda o Alá, al lado de su versión falsificada de Jesucristo! Muchos que se declaran cristianos parecen carecer de toda conciencia o respeto profundo por las firmes enseñanzas del Jesucristo verdadero que dijo, entre muchas otras cosas: “¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?” (Lucas 6:46).

El cristianismo verdadero no es simplemente una “opción” entre muchas religiones. Es la única verdad que explica las leyes, el origen y propósito de la vida y cómo alcanzar ese extraordinario propósito. Pero repito que Satanás ha hecho muy bien su trabajo de engañar totalmente al mundo. El apóstol Pablo describió a Satanás como el “dios de este siglo” (2 Corintios 4:4) y “príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia” (Efesios 2:2). El amado apóstol Juan lo describió como “diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero (Apocalipsis 12:9).

Si Dios le está abriendo su mente, quizá mediante esta misma obra, entonces de una u otra forma usted debe comenzar a verificar las cosas que estoy diciendo. Porque si lo que estoy diciendo es correcto, ¡entonces usted y sus seres queridos van a presenciar uno de los sucesos más espantosos y traumáticos de la historia humana! Como dijo Jesucristo: “Aquellos días serán de tribulación cual nunca ha habido desde el principio de la creación que Dios creó, hasta este tiempo, ni la habrá” (Marcos 13:19).

En algún lugar de la Tierra el Dios Todopoderoso tiene una Iglesia verdadera con ministros preparados que le enseñarán a usted la verdad. Entonces a usted le corresponde “buscar” a Dios y determinar con cuidado, y comprobar, con quién y dónde está llevando a cabo su obra.

Ore pidiendo valor

Si estudiamos atentamente el contexto del libro de Ezequiel en un diccionario bíblico y otras obras de consulta, encontramos que se escribió entre los años 593 y 571ac. También encontramos que la antigua “casa de Israel” fue llevada en cautiverio a Asiria alrededor del año 721ac, o sea ¡más de 100 años antes del libro de Ezequiel! No obstante, en ese breve libro Dios describe una y otra vez los castigos que vendrán sobre la “casa de Israel”. Su advertencia, como lo explica claramente, no era solamente para la “casa de Judá”, el actual pueblo judío, que era entonces una nación separada de Israel (Ezequiel 3:1, 17; 4:1-6; 5:4).

Un estudio cuidadoso de Ezequiel deja muy en claro que la mayor parte de los sucesos proféticos que Dios describe son para el futuro, cosas que ocurrirán en el “tiempo del fin” cuando los modernos descendientes de la antigua Israel estarán de nuevo en cautiverio. Si usted estudia nuestro esclarecedor folleto titulado: Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía, podrá comprobar personalmente que los pueblos anglosajones y celtas que habitan en los Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica; así como los pueblos amantes de la paz en el Noroeste de Europa, realmente son los descendientes de las llamadas “diez tribus perdidas” de Israel. Con este conocimiento, usted verá que decenas de profecías para el tiempo del fin se dirigen directamente a los descendientes modernos de la antigua Israel, porque esta es una “clave” esencial para entender las profecías para este tiempo del fin. Son profecías que ya empiezan a cumplirse, ¡a vista nuestra!

En Ezequiel 33, Dios dice que ha puesto un “centinela” (RV 1995) que advierta a Israel qué hacer en el tiempo del fin. Nosotros en El Mundo de Mañana somos parte de la obra del Cristo viviente ¡y cumplimos la labor de este “centinela” del tiempo del fin! Entendemos que, para la mayoría de las personas, el mensaje que predicamos será solamente un “testimonio” y no será bien acogido. Sin embargo, ¡el hecho de que usted esté leyendo este artículo significa que Dios muy posiblemente le esté llamando ahora a comprender y responder a este mensaje! Si a usted sinceramente le interesa aprender y entender los hechos proféticos reales que vienen muy pronto, le rogamos que solicite y que estudie detenidamente junto a su Biblia nuestros folletos gratuitos titulados: Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía, Catorce señales que anuncian el retorno de Cristo, La bestia del Apocalipsis y ¿Qué o quién es el anticristo? Para solicitar sus ejemplares gratuitos, le invitamos a comunicarse con la oficina regional más cercana, en la página 2 de esta revista, enviar un correo a [email protected] o visitar nuestro sitio en la red: elmundodemañana.org donde también podrá leerlos en línea.

Quienes estamos en esta obra sinceramente deseamos servirle a usted. Puede comprobar, si lo desea sinceramente, que estamos comprometidos a llevar adelante y con poder la “gran comisión” de Jesucristo. Sabemos que para ello, quizá tengamos que sacrificar una vida “cómoda” en el mundo. Como predicamos la verdad de Dios con poder, sabemos que nuestros amigos y familiares pueden incluso llegar a odiarnos por proclamar un mensaje que no es de su agrado. Aun así, tenemos el “temor de Dios” y sabemos que Él ha dispuesto que prediquemos un mensaje inaceptable para la mayoría de las personas “enceguecidas” en nuestra sociedad del final de esta era; y por tal razón estamos dispuestos a hacerlo: ¡porque Dios ha ordenado que lo hagamos!

Siendo así, y por su propio bien, le rogamos que escriba y pida los folletos ofrecidos y todos los demás materiales que ofrecemos gratuitamente; ¡y compruebe personalmente que lo que decimos es verdad! Luego, pídale a Dios fe y valor para actuar conforme a la verdad. Permítame asegurarle que, en los próximos años de su vida, los doce sucesos explicados en este artículo, se van a intensificar mucho más de lo que todos nos imaginamos. Estos hechos, que trastornarán al mundo, tendrán un efecto masivo sobre todos los pueblos ¡hasta cubrir todo el mundo! Es necesario pedir a Dios entendimiento y valor, a fin de comprobar la verdad que su Creador le ofrece gratuitamente. Estos hechos profetizados vendrán pronto y van a “sacudir” a miles de personas, haciéndolas entrar en razón. Espero y ruego que usted se cuente entre los llamados por Dios antes que estos sucesos del tiempo del fin traigan destrucción sobre nuestros pueblos.

Que Dios le conceda a usted la comprensión y la humildad para actuar conforme a lo que he escrito aquí, y para entregarse al Dios de la Biblia. Quienes estamos en esta obra del Cristo viviente somos de hecho los “centinelas” de Dios para advertir, antes de que ocurran, los hechos que vienen muy pronto. Los sucesos que he descrito son muy reales y van a alterar la vida de todos nosotros para siempre. ¡Que Dios nos ayude a actuar conforme a su verdad antes que sea demasiado tarde! 

MÁS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN

Mostrar todos