Observando a Efraín y Manasés

Díganos lo que piensa de este artículo

En una reciente reunión de 70 naciones en Francia se vio a Gran Bretaña aliada con Israel y Australia contra la mayoría. “En lugar de demostrar el consenso internacional como pretendía Francia bajo el presidente François Hollande, la cumbre se convirtió en un enfrentamiento entre Francia y el Reino Unido sobre Israel” (Jerusalem Post, 19 de enero de 2017). Esto surge poco después del discurso de la primera ministra británica Theresa May que esboza cómo el Reino Unido se separará de la Unión Europea (New York Times, 17 de enero, 2017). Australia también es una de las primeras naciones en abrir las conversaciones comerciales con Gran Bretaña tras el voto de Brexit (Político, 22 de enero de 2017). Mientras tanto, el presidente Donald Trump tiene intenciones de trasladar la embajada estadounidense en Israel a Jerusalén (The Economist, 24 de diciembre de 2016). La primera ministra Theresa May también será la primer líder extranjera en visitar al recién electo Donald Trump, continuando una relación especial que el señor Trump prometió hacer aún más cercana (Telegraph, 24 de enero de 2017). Hace mucho tiempo, Dios advirtió que por haberle rechazado, Él permitiría que las naciones de descendencia israelita fueran llevadas en un cautiverio del tiempo del fin. Los estudiosos de las profecías bíblicas deben saber que estas naciones, el Reino Unido, Israel, Australia, Estados Unidos, están vinculadas entre sí como algunas de las naciones modernas de Israel, y que el mundo finalmente comenzará a volverse contra ellas. Para más información sobre esta realidad, lean o escuchen Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía.