¡Es hora de despertar!

Díganos lo que piensa de este artículo

El año pasado tuve la oportunidad de reunirme con el pastor regional del Noreste de los Estados Unidos, el señor Jonathan McNair, para hacer una presentación de El Mundo de Mañana en Manhattan, ciudad de Nueva York. Estas presentaciones son oportunidades para que nuestros suscriptores, como usted, conozcan personalmente a nuestros presentadores, escritores y al ministro de la Iglesia del Dios Viviente que sirve en su región. En estas presentaciones comentamos sobre las noticias mundiales y analizamos su relación con la profecía bíblica, y normalmente ofrecemos un seguimiento para los que estén interesados en aprender más sobre la Iglesia que patrocina El Mundo de Mañana.

La presentación de la mañana en Manhattan se tituló: ¡Despierta! El primero de los tres puntos presentados fue la necesidad de despertarnos y darnos cuenta de nuestra herencia, nuestras raíces. Muchas personas desconocen la historia reciente, y menos aun, la historia más antigua que revela una verdad asombrosa con implicaciones importantes: Los descendientes de las diez tribus perdidas de Israel han perdido su verdadera identidad. El tema es demasiado amplio para tratarlo en este breve artículo, pero les invito a que soliciten un ejemplar gratuito de nuestro folleto titulado: Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía. Les sorprenderá saber que algo tan fácil de demostrar sea tan poco conocido.

Esto me trae al segundo punto. Por desconocimiento de nuestro propio origen, hemos olvidado el origen de nuestras bendiciones. Es hora de que despertemos ¡y nos arrepintamos! La arrogancia nuestra de rechazar a Dios nos traerá penas y sufrimientos más allá de lo imaginable. Muchísima gente ha olvidado y aun ha despreciado a Dios y sus mandamientos, como lo han hecho los descendientes de los doce hijos de Israel. Y cualquiera que sea nuestro origen étnico, sin importar en cuál país vivimos, recibiremos las bendiciones o maldiciones junto con la nación en general. En esto somos una colectividad, y si no despertamos y nos arrepentimos, como no se ven indicios de que esto ocurra, ¡nos esperan tiempos turbulentos!

Buena parte del problema que se nos avecina se debe al tercer punto. ¡Debemos despertar y darnos cuenta del engaño religioso! ¡Este despertar se refiere en especial al engaño religioso perpetrado en el nombre de Cristo! Algunos consideran ofensivo que se critiquen las creencias de otros, pero las creencias no son todas iguales y no todas pueden ser ciertas. La Biblia revela que un espíritu maligno dirige el curso del mundo (Efesios 2:2). Nos dice, además, que este ser espiritual ha engañado al mundo entero (Apocalipsis 12:9). ¿Lo cree usted? ¿Acaso es amor el silencio que invita a los demás a continuar viviendo en la ignorancia y el engaño?

¿Cómo es posible que el mundo esté engañado si el cristianismo convencional es la religión más extendida en el mundo, abarcando casi la tercera parte de la población mundial? La respuesta es sencilla. Lo que hoy se considera cristianismo es muy diferente del cristianismo de Jesucristo y sus apóstoles. Este engaño se introdujo muy pronto, desde el primer siglo de nuestra era.

El apóstol Pablo advirtió a la Iglesia en Corinto que ya algunos estaban enseñando un Jesús diferente, con un espíritu diferente y que proclamaban un evangelio diferente (2 Corintios 11:4). Declaró además que Satanás tiene sus propios ministros que se hacen pasar por ministros de Jesucristo (vs. 13-15). Esto debería hacernos reaccionar, pero la mayoría de las personas permanecen indiferentes y lo más que hacen es preguntarse: “¿y qué?”. Dios nos advierte y nos anima a que hagamos algo respecto de esta Babilonia del tiempo del fin: “Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas” (Apocalipsis 18:4).

¿Por qué un importante día santo, supuestamente “cristiano”, lleva el nombre de una diosa pagana de la fecundidad? ¿Por qué se celebra ese día con huevos y conejos, que son símbolos de fecundidad? ¿Qué tiene que ver esto con la resurrección de Jesucristo? ¿Por qué las iglesias que se dicen cristianas deciden celebrar sus servicios de culto en el día que el emperador romano Constantino decretó y llamó “el venerable día del Sol”? ¿Por qué se elige el antiguo “natalicio del Sol” para celebrar el nacimiento de Jesucristo? ¡Estas preguntas piden respuestas honestas!

El venerable día del Sol

Una de mis citas preferidas viene del libro: Manual de historia del cristianismo, de Eerdman: “Cuando en el año 321 Constantino declaró festivo el primer día de la semana o domingo, lo llamó ‘el venerable día del Sol’. Cuando el simbolismo pagano finalmente desapareció, el Sol Invicto fue el último…  La Iglesia cristiana se hizo de muchas ideas e imágenes paganas. Del culto al Sol, por ejemplo, vino la celebración del nacimiento de Cristo el 25 de diciembre, día del natalicio del Sol. Las Saturnales, que era la festividad romana del invierno, celebrada entre el 17 y el 21 de diciembre, era de diversiones, velas e intercambio de regalos que más tarde llegaron a ser características de las fiestas navideñas”.

Un prolífico y conocido autor británico, Paul Johnson, señala cómo las influencias paganas se infiltraron en la Iglesia luego de la sospechosa conversión de Constantino. “Parece que él mismo fue dado al culto del Sol, uno entre varios cultos paganos tardíos que tenían observancias en común con las de los cristianos. Es así como los seguidores de Isis adoraban a una Madona que alimentaba a su santo hijo… Se tiene casi por seguro que Constantino era mitraico [adorador del Sol] y su arco de triunfo, erigido luego de su ‘conversión’, es un testimonio al dios Sol o ‘Sol invicto’. Muchos cristianos escasamente diferenciaban entre el culto al Sol y su propia religión. Se referían a Cristo que ‘atravesaba el cielo en su cuadriga’; celebraban sus servicios el día domingo, se hincaban de rodillas mirando al oriente [servicios del alba] y tenían su fiesta del natalicio el 25 de diciembre, día del natalicio del Sol en el solsticio de invierno” (Historia del cristianismo).

Sinceramente, ¿no le parece esto extraño si es usted creyente? Probablemente usted creció, al igual que yo, aceptando las prácticas usuales del cristianismo moderno. ¿Habrá sido posible que haya vivido bajo el engaño, como me ocurrió a mí, respecto de la verdad de la Biblia y el mensaje que Jesús trajo al mundo? ¿Estará aceptando a “otro Jesús”, “otro espíritu” y “otro evangelio”? ¿Será posible que usted sea parte de este mundo engañado por Satanás? ¿Tiene usted el valor de hacerse estas preguntas, de efectuar una evaluación sincera, bien fundada y de actuar conforme a lo que descubre? Según Mateo 7:13-14, ¡pocos tienen ese valor!

Yo desafié a las personas presentes en Manhattan, como le desafío a usted, a estudiar estas cosas por su cuenta. No nos crea simplemente porque lo decimos; créalas si se pueden demostrar con las Escrituras y la historia. No deje de leer la amplia serie del doctor Roderick C. Meredith sobre la Reforma Protestante, que se viene publicando en esta revista, ya que esta trae información históricamente correcta que usted probablemente nunca ha conocido.

En estas presentaciones generalmente hacemos una pausa, e invitamos a las personas interesadas en aprender más sobre la Iglesia del Dios Viviente, a hacer preguntas y recibir respuestas. Algunas de las preguntas más frecuentes tienen que ver con el sábado y los días santos. ¿Qué significan los días santos bíblicos? ¿Cómo se guardan? ¿Cómo debemos guardar el sábado semanal? ¿Tiene la Iglesia del Dios Viviente alguna congregación cercana? ¿Es necesario el bautismo para la salvación, y si lo es, practica el bautismo la Iglesia del Dios Viviente? Algunas personas hacen preguntas sobre doctrinas específicas. Dependiendo del interés, quizás hagamos varios estudios bíblicos de seguimiento, y en ocasiones comenzamos una nueva congregación si hay suficiente interés; pero no presionamos a nadie a afiliarse ni pedimos ofrendas en nuestros servicios semanales.

En los próximos meses habrá varias presentaciones en vivo de El Mundo de Mañana. Si llegamos a hacer una presentación en una ciudad cercana a su domicilio, recibirá una invitación. También puede informarse sobre los lugares donde se harán estas presentaciones en nuestro sitio en la red: ElMundodeMañana.org . ¡Nos encantaría conocerle personalmente!

 

MÁS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN

Mostrar todos