Peligros de tener múltiples parejas sexuales

Díganos lo que piensa de este artículo

“Hacer el amor, no la guerra” fue un dicho popular en los años sesenta y setenta. Esta frase promovía la libertad sexual y la actitud de que nadie debía dictar el comportamiento moral a los demás. Sin embargo, tales ideas y comportamientos han tenido un costo.

Aunque los profesionales de la salud saben desde hace mucho tiempo que las personas sexualmente activas tienen un estilo de vida de “alto riesgo”, Hollywood o la prensa popular rara vez transmiten esta advertencia. Sin embargo, un estudio reciente hizo noticia. La investigación publicada en la muy respetada revista British Medical Journal Sexual & Reproductive Health concluyó: “Las personas que han tenido 10 o más parejas sexuales durante su vida pueden tener mayores probabilidades de ser diagnosticadas con cáncer” (Reuters, 13 de febrero de 2020). Específicamente, las mujeres que han tenido 10 o más parejas sexuales tienen casi el doble de riesgo de contraer cáncer en comparación con las mujeres con cero o solo una pareja sexual y los hombres que han tenido 10 o más parejas tienen un 64 por ciento más de probabilidad de contraer cáncer que aquellos con cero o solo una pareja sexual.

Aunque el estudio solo mostró una correlación entre la actividad sexual y la enfermedad, los resultados validan un principio más amplio que Dios describió en la Biblia. Dios diseñó las relaciones sexuales solo para que se produjeran dentro de un matrimonio entre un hombre y una mujer. Los mandamientos bíblicos también indican que el sexo fuera del matrimonio es pecado (Éxodo 20:14; 1 Corintios 6:13-18). Cuando no seguimos estas instrucciones dadas por Dios, hay graves consecuencias para nuestra salud mental y física. Dios dio sus leyes para proteger y bendecir a quienes eligen seguirlas. Para más información sobre la perspectiva bíblica sobre este importante tema, lean o escuchen nuestro artículo “¡El SIDA se puede erradicar!”.