Líder de Japón deja el cargo

Díganos lo que piensa de este artículo

Después de servir como primer ministro de Japón durante casi ocho años, la semana pasada Shinzo Abe anunció que dejaría el cargo debido a problemas de salud (New York Times, 28 de agosto de 2020). El señor Abe ha sido el primer ministro con más años de servicio en Japón, un país conocido por tener cortos mandatos de muchos de sus primeros ministros. En los últimos meses, ha recibido considerables críticas relacionadas a su manejo de la pandemia del coronavirus.

A algunos expertos les preocupa que, sin Abe al frente, el progreso económico que Japón ha logrado bajo su administración pueda verse completamente erosionado (Sky News, 28 de agosto de 2020). El señor Abe ha realizado cambios significativos en Japón durante su mandato como primer ministro y el próximo primer ministro será elegido por los líderes del partido y no por el pueblo en general (Foreign Policy, 28 de agosto de 2020). Algunos expertos sugieren que la renuncia del señor Abe podría abrir otra puerta giratoria de líderes ineficaces, lo que, con el tiempo, podría fomentar el deseo de que un líder fuerte restaure a Japón a la estabilidad anterior.

Las profecías bíblicas revelan que eventualmente una gran potencia surgirá en el oriente que traerá un ejército masivo al Oriente Medio (Daniel 11:44; Apocalipsis 9:14–16). Queda por ver si Japón será parte de esta configuración final, pero el conflicto causado por la renuncia del primer ministro con el mandato más largo de Japón podría crear un vacío de poder que contribuya a la creación de esta superpotencia asiática. Para investigar los acontecimientos recientes en Asia y su impacto potencial en el cumplimiento profético, lean “Resultado inesperado de la nueva ruta de la Seda de China”.