Las tasas de matrimonio en los Estados Unidos en su nivel más bajo

Díganos lo que piensa de este artículo

En el 2018, el último periodo que cuenta con estadísticas precisas, la tasa de matrimonio en los Estados Unidos cayó a su nivel más bajo desde 1900 (Atlanta Journal Constitution, 29 de abril de 2020). Solo 6.5 de cada 1,000 personas se casaron en 2018, en comparación con el 7.0 en 2016. Muchos expertos creen que este número continuará disminuyendo en los próximos años. Los expertos no están de acuerdo sobre las causas para esta disminución, pero está claro que más parejas viven juntas en vez de casarse (Daily Mail, 29 de abril de 2020).

Los matrimonios son más frecuentes entre las parejas financieramente estables, mientras que las que tienen problemas financieros son menos propensas a casarse. Sin embargo, la investigación muestra que el matrimonio puede mejorar potencialmente la situación financiera de una pareja y también proporcionar beneficios para la salud. Mientras que algunos estudios sugieren que menos personas se están casando porque no hay suficientes hombres “económicamente atractivos” disponibles, otros expertos sugieren que “la reciente disminución puede ser simplemente porque las personas están siguiendo vías familiares menos tradicionales”.

Las profecías bíblicas también arrojan luz sobre la decreciente tendencia del matrimonio. Hablando sobre las señales que identificarían el fin de esta era, el apóstol Pablo escribió: “habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios” (2 Timoteo 3:1-5). Muchas de estas características reflejan un enfoque egocéntrico, una actitud que no encaja bien con el matrimonio bíblico, que requiere que cada individuo dé y sirva a su cónyuge. Lamentablemente, al elegir no casarse, millones de personas en Estados Unidos y otras naciones, se niegan a sí mismos la oportunidad de experimentar una de las grandes alegrías de la vida. Para más información sobre este tema, lean nuestro artículo “El misterio del matrimonio”.