¿Dónde están los hombres?

Díganos lo que piensa de este artículo

A pesar del crecimiento positivo de empleo en los Estados Unidos, “el porcentaje de estadounidenses en edad laboral en la fuerza de trabajo se mantiene cerca de su nivel más bajo desde fines de los años setenta. A pesar que la jubilación de la ‘generación posguerra II’ es la razón principal, hay otro factor preocupante que los expertos predicen no será resuelto con un mayor crecimiento económico. Demasiados hombres en su mejor momento de capacidad física no tienen un trabajo y ni siquiera están buscando uno. Los expertos que tratan de averiguar las razones están investigando los papeles de las verificaciones de antecedentes penales, el uso de analgésicos e incluso juegos de video. En total, alrededor de 7 millones de hombres entre 25 y 54 años de edad no están empleados ni disponibles para trabajar, lo que los coloca fuera de la fuerza de trabajo. Su creciente número preocupa y es un rompecabezas para los economistas. De acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales, un poco más de la mitad de los hombres informaron que estaban enfermos o discapacitados. Alrededor del 14% van a la escuela. Y cerca del 20% dijeron que estaban jubilados o ejercían responsabilidades domésticas” (Los Angeles Times, 21 de noviembre de 2016). Las Escrituras advierten sobre un tiempo en que los hombres de las naciones de descendencia israelita no proveerán para los suyos como Dios quiere (Efesios 5:23-33; 1 Timoteo 5:8), sino que se convertirán en “amadores de los deleites” y las “mujeres se enseñorearon de él [ellos]” (2 Timoteo 3:1-4, Isaías 3:12). Durante décadas, el numero de mujeres ha aumentado en los lugares de trabajo de Estados Unidos y el número de hombres ha disminuido (The Atlantic, julio/agosto 2010). Esta tendencia continuará conforme la sociedad se aparte de los valores tradicionales judeocristianos. ¡Gracias a Dios, Cristo restablecerá una mejor forma de vida a su regreso! Para un anticipo de este futuro, lean “La maternidad en crisis”.