Europa y el Oriente Medio

Díganos lo que piensa de este artículo

¡Muchos de los que observan los acontecimientos mundiales saben que el corazón de la debacle entre los árabes e israelíes es Jerusalén! Durante décadas, Estados Unidos ha tomado la iniciativa en la promoción de los esfuerzos de paz entre Israel y el pueblo palestino. Sin embargo, el nuevo plan de paz del presidente Trump parece no ser favorecido incluso antes de ser presentado, en parte porque los líderes palestinos ya no confían en Estados Unidos y especialmente en el presidente Trump y ahora, los europeos quieren una oportunidad para traer la paz al Oriente Medio.

La semana pasada, el jefe de política exterior de la Unión Europea se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores de la Autoridad Palestina y señaló que “la UE estaba lista para trabajar con los israelíes y palestinos y otros actores regionales para revivir el proceso de paz ‘en línea con el derecho internacional, que garantiza la igualdad de derechos y es aceptable para ambas partes'” (Jerusalem Post, 23 de febrero de 2020). Los líderes de la UE continúan presionando por una “solución de dos estados” y una reunión con el Cuarteto de Oriente Medio (Estados Unidos, la ONU, la UE y Rusia), en la que Estados Unidos podría perder el control y la UE podría liderar fácilmente el proceso.

Históricamente, el Vaticano ha estado involucrado políticamente con Jerusalén, y el Papa recientemente expresó su desaprobación del plan de paz de Trump (Reuters, 23 de febrero de 2020). Además, dijo que el Vaticano ya no puede “pasar por alto” el problema entre Israel y Palestina, lo que implica una futura participación de su oficina en la búsqueda activa de una solución.

Las profecías bíblicas indican que antes del retorno de Cristo, el poder de la “bestia” europea o el “rey del Norte” tomará el control militar de Jerusalén (Daniel 11:40-43; Lucas 21:20). De hecho, un grupo de naciones que incluye a Europa y el mundo árabe podrían combinar sus esfuerzos y traer una paz temporal a la Tierra Santa antes de que los militares de Europa rodeen a Jerusalén. Se están desarrollando acontecimientos en el Oriente Medio que podrían preparar el escenario para el poderoso cumplimiento de las profecías del tiempo del fin.