Es necesario enseñar sobre el Islam en las escuelas

Díganos lo que piensa de este artículo

En la reciente “Cumbre del millón de votos musulmanes”, un candidato presidencial de los Estados Unidos hizo la siguiente observación: “Desearía que enseñáramos más sobre la fe islámica en nuestras escuelas. Desearía que habláramos de todas las grandes religiones confesionales. El Islam es una de las grandes religiones confesionales” (MSN, 21 de julio de 2020). Estos comentarios, sin duda, se hicieron por razones políticas. Sin embargo, considerando que esta persona figura como candidato para el cargo más poderoso e influyente de la nación, sus comentarios fueron un testimonio muy preocupante de la posición espiritual de los Estados Unidos y los candidatos presidenciales.

Dios advirtió a la antigua nación de Israel y a sus descendientes modernos que irían a un cautiverio de extraños por haberlo rechazado. Por medio del profeta Jeremías, Dios advirtió: “Y cuando dijeren: ¿Por qué el Eterno el Dios nuestro hizo con nosotros todas estas cosas?, entonces les dirás: De la manera que me dejasteis a mí, y servisteis a dioses ajenos en vuestra tierra, así serviréis a extraños en tierra ajena” (Jeremías 5:19). Dios también advirtió: “...no preguntes acerca de sus dioses, diciendo: De la manera que servían aquellas naciones a sus dioses, yo también les serviré” (Deuteronomio 12:30).

El paganismo está en aumento en todo el mundo y especialmente en las naciones con raíces históricamente bíblicas. Las naciones que incluso recientemente consideraban que las religiones paganas estaban equivocadas, ahora las aceptan. Irónicamente, en un esfuerzo por ser parte de las religiones del mundo, estas naciones también rechazan cada vez más la Biblia y a cualquiera que proclame creer en su autenticidad. Dios advirtió: “...os ha de venir mal en los postreros días, por haber hecho mal ante los ojos del Eterno” (Deuteronomio 31:29), una predicción que vemos hacerse realidad ante nuestros ojos. Para aprender sobre por qué las naciones de habla inglesa y muchas otras naciones de Europa occidental, que una vez estuvieron mucho más estrechamente relacionadas con la moral bíblica, buscan cada vez más a las religiones paganas, lean “Auge del neopaganismo”.