El Papa conmemora el 500.º año de la Reforma

Staff de Noticias y Profecía
Díganos lo que piensa de este artículo

Esta semana el papa Francisco visitó Suecia durante la celebración del quincuagésimo aniversario de la Reforma para promover “los esfuerzos para cerrar la brecha de 500 años entre católicos y protestantes” (Wall Street Journal, 30 de octubre de 2016). Mientras el Papa alababa algunas de las acciones de Martín Lutero (que llevaron a la división entre católicos y protestantes), se centró en “superar las controversias y desacuerdos” e ilustró la necesidad de la unificación. El Papa y el obispo Younan, presidente de la Federación Luterana Mundial, también “firmaron una declaración indicando que la intercomunión entre las iglesias seguía siendo una meta para el futuro” (ibídem). El portavoz del Vaticano, Greg Burke, explicó en una reunión informativa antes del viaje del Papa que los católicos y los luteranos “ya no se definen en oposición entre sí”. Los líderes de ambas iglesias esperan “que la visita del Papa a Suecia ayude a los católicos y luteranos a seguir adelante con la restauración de la plena comunión” (Catholic Culture, 27 de octubre de 2016). Durante mucho tiempo la Biblia ha predicho que una iglesia del tiempo del fin conocida como la “madre de las rameras” (Apocalipsis 17:5) se jactará: “Para siempre seré señora... no quedaré viuda, ni conoceré orfandad” (Isaías 47:7-8). Desde la división en 1517, ha habido muchas señales que indican que la iglesia madre recupera a sus hijas. En las últimas décadas, ha habido una gran presión para regresar a las denominaciones protestantes (hijas de la ramera) a su madre “universal”, el catolicismo.