Confianza errónea

Staff de Noticias y Profecía
Díganos lo que piensa de este artículo

En un reciente discurso en Polonia, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo la siguiente declaración agresiva sobre los desafíos internacionales que enfrenta el occidente: “Al igual que Polonia no pudo ser doblegada, hoy declaro ante todo el mundo que occidente nunca será doblegado. Nuestros valores prevalecerán, nuestros pueblos prosperarán, y nuestra civilización triunfará” (Fox News, 6 de julio de 2017). Sus fuertes declaraciones sobre los valores occidentales durante mucho tiempo han estado ausentes de la retórica de los dirigentes occidentales. Sin embargo, es evocativo de las palabras dichas sobre el Titanic el mismo día en que comenzó su primer y unico viaje: “Ni siquiera Dios podría hundir este barco”. Las profecías bíblicas revelan un futuro muy diferente para las naciones occidentales, y que la sociedad cada vez más impía ideada por los hombres se dirige hacia un futuro lleno de problemas. Varios profetas de la Biblia indican el mismo mensaje de advertencia: que muchas naciones occidentales modernas, de descendencia israelita, serán dominadas por una potencia extranjera (Deuteronomio 28:15, 31-37, 45-58). Dios va a utilizar el “poder de la bestia” en Europa, liderado por Alemania, conocida como “Asiria”, para castigar a estas naciones desobedientes (Isaías 10:5-11). El profeta Oseas declara de manera similar: “Devorado será Israel; pronto será entre las naciones como vasija que no se estima” (Oseas 8:8), y este período venidero de cautiverio estará a manos del moderno poder “asirio” (Oseas 9:3), porque estas naciones israelitas han tenido las leyes de Dios como “cosa extraña” (Oseas 8:12). Cuando las naciones olvidan que Dios es su protector y la fuente de bendiciones, y comienzan a confiar en su propio poder, Dios les quitará su protección. Para aprender más sobre el verdadero futuro de occidente, lean o escuchen Estados Unidos y Gran Bretaña en profecía.