La vida en la “Calle Fácil”

J. Davy Crockett III
Díganos lo que piensa de este artículo

Algunas expresiones en la lengua vernácula, es decir, "palabras que se usan en la calle", expresan una idea de una manera que las expresiones más formales no pueden igualar. Por ejemplo, la expresión en ingles “On Easy Street” o la vida fácil, la que podríamos traducir literalmente del inglés “en la Calle Fácil”. Alguien que acaba de recibir una gran fortuna que transforma sus condiciones económicas de pobreza a tener la vida resuelta podría usar la expresión, "¡Ahora me encuentro en la calle fácil!”

Parece que el primer uso de la frase fue en una colección de cuentos publicados en 1911, titulado “El Pelirojo de Peck”. Usted probablemente ha escuchado la expresión y tal vez incluso la ha utilizado. Aunque no hay nada intrínsecamente malo en ella, la frase no encarna la experiencia de la vida real de una persona que busca vivir una vida piadosa de acuerdo a los principios bíblicos.

En el evangelio de Mateo, cuando Jesús dio instrucciones detalladas sobre cómo vivir para estar en armonía con su Padre Celestial, él hizo un resumen de sus comentarios con esta visión general: "Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan" (Mateo 7: 13-14). Hmm ... eso no suena como vida en la "Calle Fácil".

En otros versículos les dijo a sus seguidores más acerca de qué esperar mientras ponían en práctica las cosas que les enseñaba. Por ejemplo, él dijo: "No penséis que he venido a traer paz a la tierra; no he venido a traer la paz, sino espada. Porque he venido ‘a poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y la nuera contra su suegra’ y ‘los enemigos del hombre serán los de su casa’" (Mateo 10: 34-36). Jesús sabía que poniendo en práctica sus caminos, que son muy diferentes de los ordenados por las religiones establecidas de su tiempo y del nuestro, a menudo trastornaría las familias e interrumpiría otras relaciones de largo tiempo. El instó a sus discípulos a no desanimarse o sentirse mal por esta posibilidad. Él les dio esta seguridad: "Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo"(Juan 16:33).

Isaías había profetizado lo que el Mesías experimentaría cuando escribiera: "Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto" (Isaías 53:3). Jesús preparó a sus seguidores para lo que habría de ocurrir más delante. "Acordaos de la palabra que yo os he dicho: 'El siervo no es mayor que su señor'. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán" (Juan 15:20).

Aunque algunos se pueden desalentar con estas palabras sencillas con respecto al precio que se debe pagar por vivir una vida cristiana, hay muchas palabras de estímulo sobre las recompensas de vivir la vida de "manera estrecha y difícil".  Por ejemplo, Pablo escribió a la Iglesia en Roma: "Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo" (Romanos 15:13). El Espíritu Santo es la clave de la felicidad para los cristianos; "... el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley ..."(Gálatas 5: 22-23).

El libro de los Proverbios a menudo habla de las bendiciones que acompañan el comportamiento del piadoso. "El que sigue la justicia y la misericordia hallará la vida, la justicia y la honra" (Proverbios 21:21).

El punto es que una persona que está tratando de vivir una vida cristiana no puede "ir con la corriente". Mientras que puede disfrutar de paz mental y de las bendiciones por hacer el bien, nunca será una vida en la "Calle Fácil".

Nuestro folleto gratuito, ¿Qué es un verdadero cristiano? da más información detallada sobre este tema, el cual usted podría encontrar útil. ¡Ordene su copia gratis, hoy!