¿Tiene usted la protección de Dios?

Díganos lo que piensa de este artículo

¿Por qué nosotros, los seres humanos, creados a imagen de Dios, generalmente ignoramos a nuestro Creador hasta que ocurre alguna tragedia o calamidad? ¿Será porque muchos de nosotros procrastinamos por naturaleza? Históricamente, los siervos de Dios siempre han instado a la humanidad a buscar a Dios ahora, y no esperar al llamado arrepentimiento en el lecho de muerte.

Un amigo mío luchó en la Batalla de las Ardenas en la Segunda Guerra Mundial. Cuando era un joven soldado estadounidense de 18 años, él y sus camaradas se enfrentaron a los proyectiles de artillería que estallaban a su alrededor. Mi amigo me dijo: "Ese día no había ateos. Los hombres estaban tratando de recordar todas las oraciones de su infancia durante ese ataque aterrador".

El apóstol Pablo dijo a los eruditos atenienses: "Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan" (Hechos 17:30). Si aún no lo ha hecho, usted necesita establecer una relación con el Creador y su hijo Jesucristo. Dios promete guía, bendiciones y protección para aquellos que lo aman, le obedecen y le sirven.

Note esta promesa en el libro de los Salmos. "El ángel del Eterno acampa alrededor de los que le temen, y los defiende" (Salmo 34:7). Sí, Dios dará protección divina a quienes lo reverencian. Lea el Salmo 91, aquí Dios también promete protección para aquellos que confían en él.

Hoy enfrentamos muchos peligros. Nuestros hijos pueden ser asesinados a tiros en las escuelas; los atentados terroristas con bombas amenazan la rutina normal de la sociedad; los accidentes de carretera causan dolor a miles de personas cada año; las guerras y las hostilidades regionales también están matando a miles cada año. ¡Y ahora nos enfrentamos a la incertidumbre de un mundo moldeado por una gran pandemia y una dramática inestabilidad política y económica!

Entendamos. Dios permite que los cristianos sufran persecución y experimenten pruebas para poner a prueba su fe, ¡pero también les da fuerza espiritual y poder a sus hijos para resistir y vencer!

Todos enfrentamos nuestras propias tribulaciones personales, pero no espere a que lleguen para cambiar su vida y someterse al Creador del universo. Lea su Biblia. Responda ahora al amor y a las instrucciones de su Señor. Como el profeta Isaías nos insta en Isaías 55: 6–7, "Buscad al Eterno mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase al Eterno, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar".

Ahora es el momento de buscar el amor de Dios. Ore al Creador con todo su corazón, y si está dispuesto a servirle y obedecerle de verdad, ¡reclame sus promesas de protección divina!