Legado de los necios

Díganos lo que piensa de este artículo

Un legado puede ser algo maravilloso. El Diccionario Universitario Webster define legado como "una herencia, un regalo voluntario; algo recibido de un antepasado o predecesor". Un legado puede ser una propiedad o activos financieros, una obra literaria o una obra de arte, o algo más trascendental, como un buen nombre, un ejemplo maravilloso o una filosofía de vida.

En la historia de la humanidad hay interesantes ejemplos de legados, grandes y pequeños, útiles e inútiles, buenos y malos. En los Estados Unidos han estado los Carnegie, los Rockefeller, los Vanderbilt, los Ford y muchos otros filántropos. En Europa, la Mancomunidad Británica y otras naciones desarrolladas, los principales industriales, financieros y familias de la realeza han dejado grandes legados, pero esos legados físicos desaparecerán con el tiempo.

Otras personas también dejan legados. En Eclesiastés 7:1, Salomón escribió que "Mejor es la buena fama que el buen ungüento". El libro de los Proverbios presenta esta idea de la siguiente manera: "De más estima es el buen nombre que las muchas riquezas, y la buena fama más que la plata y el oro" (Proverbios 22:1). Ciertamente, un nombre asociado con la honestidad y el trato justo deja un ejemplo maravilloso para quienes lo reciben. Una relación familiar amorosa que cría a los hijos en la "disciplina y amonestación del Señor" (Efesios 6:4) también es un legado invaluable que durará para toda la eternidad.

La otra cara de la moneda no es tan valiosa. Proverbios 3:35 dice claramente que la herencia o el legado de “los necios llevarán ignominia" o vergüenza. ¿Vergüenza? El Diccionario de la Real Academia Española define la vergüenza como “Turbación del ánimo ocasionada por la conciencia de alguna falta cometida, o por alguna acción deshonrosa y humillante”. ¡Nadie quiere esto! Sin embargo, muchos viven de maneras que traen vergüenza y otras consecuencias indeseables que preocupan no solo a la generación actual, sino que también se extienden a las generaciones siguientes. Esto no debería sorprendernos.

En la antigüedad, en el pasaje donde se dieron los Diez Mandamientos, la Biblia lo dejó muy claro en Éxodo 20:5 "...porque yo soy El Eterno tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen".

Entonces, al contemplar su legado, ¿cuál será? Si realmente está buscando respuestas a las preguntas importantes que toda persona debería hacerse, y si está dedicado a seguir el camino de vida de Dios, su legado no será el de los necios, sino el de una persona sabia y perspicaz que acepta la voluntad de Dios para usted mismo y para sus descendientes.

Mientras pensaba en estas cosas, me vinieron a la mente estas palabras:

"El camino"

Ahí estaba yo, un joven con preguntas en mi cabeza.

¿Cómo debería vivir la vida? ¿Qué pasa cuando estamos muertos?

Las respuestas no fueron fáciles, pero ¿dónde debemos buscarlas?

Los hombres no tienen las respuestas porque se encuentran en el Libro.

El Libro que es rechazado por la mayoría de los que caminan por la Tierra y que es

considerado como un conjunto de fábulas y escasez de la verdad.

La causa de los problemas de la humanidad parece que estuviera oculta a su vista.

Si supieran que las respuestas están ante ellos.

En un momento dado hay un destello, un golpe, un empujón, un codazo

que hace que uno se detenga y escuche, una llamada que viene de Dios.

Y luego la niebla se disipa, la escena se vuelve brillante y clara y

las respuestas se dan para aquellos con oídos para escuchar.

Muchos siguen el camino más ancho; y es fácil ver por qué.

El camino estrecho puede ser difícil para unos pocos que lo intentan.

El Camino de Dios no es fácil; el precio del cambio es alto pero

sin embargo, con él viene el conocimiento que usted desea antes de morir.

Las dificultades y las pruebas pueden ser parte de su experiencia a medida que la vida se desarrolla cada día.

Pero la sabiduría clama a todo aquel que se atreva a caminar por este Camino.

Puede encontrar paz y abundancia en esta vida si usted es bendecido

y certeza de gran recompensa si ha reconocido sus pecados.

Dios tiene un plan para salvar a todos los hombres en Su tiempo y

el maligno no vencerá cuando el Mesías regrese para quedarse.

Hasta ese momento, vivimos cada día al servicio del Rey.

Caminar en el Camino de Dios traerá la vida eterna.

El legado que dejemos es nuestra elección ¿Será un legado piadoso de verdad y luz, un ejemplo de la vida cristiana, o el "legado de los necios", que trae vergüenza y deshonra?

Todas las publicaciones de El Mundo de Mañana se proporcionan de forma gratuita para ayudarle. Vea nuestro programa Juan 3:16 Mal comprendido" para aprender sobre el legado de vida eterna que Dios tiene reservado para Sus verdaderos hijos.