El premio | El Mundo de Mañana

El premio

Díganos lo que piensa de este artículo

Imagínese ganar un premio de cientos de millones de dólares con la única inversión de un pequeño trozo de papel no más grande que un billete. Esta perspectiva de ganar una gran riqueza por unos pocos dólares, tan tristemente remota, a menudo resulta en una actividad de mucho frenesí. Los números especialmente grandes, como la lotería de 2012 de $640.000.000 dólares, ocupan los titulares de las noticias mientras los ilusos hacen fila para comprar boletos con la esperanza de participar en "El impuesto de los pobres", sin importar las probabilidades infinitesimales de ganar. Cuando alguien finalmente gana, el resultado es hostilidad, controversia, pérdida de privacidad y, a veces, incluso la pérdida de esos millones.

Es poco probable que los ganadores “afortunados” experimenten felicidad o incluso una prosperidad duradera a partir de sus ganancias. En la antigüedad, Salomón, el sabio rey de Israel, escribió en su Libro de los Proverbios: “Las riquezas apresuradasdisminuirán, pero el que junta poco a poco irá en aumento” (Proverbios 13:11 RVA2015).

El tema de si debemos o no participar en juegos de azar, incluidas las loterías, se responde claramente en forma negativa en la Biblia, pero ese no es el tema o el propósito de este Comentario.

La pregunta más importante para todos nosotros es, ¿qué debemos valorar? ¿Qué debemos buscar, a medida que dedicamos nuestro tiempo, nuestro talento y nuestro esfuerzo en nuestra vida diaria? ¿Qué debemos valorar más y perseguir con tenacidad mientras vivimos nuestras vidas, ya sea que estemos trabajando o disfrutando de la recreación? Tenemos instrucción y buenos consejos sobre este tema tan importante en la Biblia. Mientras Jesucristo caminaba por los caminos polvorientos de Judea y sus alrededores, enseñó a Sus discípulos y a cualquier otra persona que quisiera escucharlo sobre este mismo tema. En aquel entonces, como ahora, la gente estaba profundamente preocupada por la comida, el vestido y el techo hasta el punto de no pensar en cosas espirituales y eternas. Jesús les dejó claro cuál debía ser su prioridad cuando enseñó: “Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas” (Mateo 6:33 RVA 2015). Él estaba señalando que es muy importante establecer las prioridades correctas en nuestras vidas y buscar la justicia en lugar de las riquezas. Lo mismo que hoy.

Nuevamente, encontramos que el Libro de los Proverbios está en lo cierto con esta instrucción: “Riquezas, honra y vida son la remuneración de la humildad y del temor del SEÑOR” (Proverbios 22:4 RVA 2015). Las verdaderas riquezas no se igualan con el dinero, sino con la providencia de Dios y la paz mental, incluso frente a la adversidad.

El Apóstol Pablo tenía sus prioridades correctas cuando escribió, cerca del final de su vida, acerca del premio que había perseguido durante toda su vida: “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado. Pero una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está por delante, prosigo a la meta hacia el premio del supremo llamamientode Dios en Cristo Jesús” (Filipenses 3:13–14 RVA 2015). Pablo esperaba con gran anticipación recibir la vida eterna en el Reino de Dios. Es el premio supremo al que aspiran todos los verdaderos cristianos.

Si bien puede reorganizar sus prioridades y hacer algunos cambios en su estilo de vida, con la ayuda de Dios puede comenzar a buscar el premio más grande de todos. Usted también puede formar parte del “pequeño rebaño” (Lucas 12,32) que está haciendo la Obra y esperando ansiosamente el regreso de Jesucristo para inaugurar Su Reino, en el que disfrutarán de la vida eterna llevando a cabo el plan de Dios para la humanidad.

Para obtener más información sobre ese plan y sobre lo que significa para su vida y la vida de sus seres queridos, lea nuestros folletos Restauración del Cristianismo Original y El Maravilloso Mundo de Mañana: ¿Cómo será? Puede leerlos en línea o solicitar copias impresas, absolutamente gratis. Estos folletos le brindarán información valiosa para ayudarlo a buscar el verdadero premio.