¿Cuánto le han afectado las filosofías y creencias religiosas orientales?

Díganos lo que piensa de este artículo

Debido a la inmigración masiva, el Occidente ha cambiado demográficamente. Europa, América y la "anglosfera" o grupo de países donde el inglés es la lengua materna, pronto serán principalmente, una diversidad de grupos étnicos. El occidente también está cambiando cultural, filosófica y religiosamente.

Los inmigrantes traen consigo su cultura, filosofías y religiones, influyendo en la cultura, la filosofía y las ideas religiosas de las naciones anfitrionas. Además de la inmigración, las interacciones con otras culturas a través de la comunicación instantánea, la Internet, la televisión y las películas tienen influencia en nosotros. La gente se mueve rápidamente por el planeta, participando en el comercio y los negocios. El "intercambio cultural" es inherente a la educación de los estudiantes extranjeros. El mundo se ha "reducido", aumentando nuestras posibilidades de exposición a nuevas ideas, culturas, filosofías, creencias y prácticas.

¡Y esto puede ser bueno! Aprender sobre otras naciones amplía nuestra comprensión del mundo. Podemos apreciar el arte, la música, la arquitectura o los estilos de ropa de otras naciones. Muchos disfrutan de la comida China, Coreana, India o Indonesia. Podemos apreciar el arte asiático y oriental, como la cerámica, los muebles y los jardines. Es posible que hayamos oído hablar de Godzilla, Pikachu, Judo, Karate, Bruce Lee, Jackie Chan y Jack Ma.

También podemos ser conscientes de la acupuntura, el enfoque en el bienestar a través de la meditación y trato del cuerpo, la mente y el espíritu de manera integral. Algunos practican Yoga, Tai Chi, Qigong, reflexología o terapia de Reiki japonés. Es posible que hayamos aprendido las filosofías de Confucio, Laozi, Sun Tzu, Mao Zedong, Gandhi y el Dalai Lama.

Muchos han notado la creciente influencia del Oriente en el Occidente a medida que las ideas orientales son cada vez más aceptadas y asimiladas, particularmente en la segunda mitad del siglo XX hasta hoy. Si conoce el yin y el yang, el zen, los mantras y el feng shui, ha estado expuesto a las filosofías orientales y las ideas religiosas, que son muy diferentes a las del judeocristianismo.

Así como se nos aconseja elegir a nuestros amigos sabiamente para tener influencias positivas, también debemos considerar cuidadosamente si debemos permitir que las ideas filosóficas o religiosas de otras culturas tengan influencia en nosotros.

Muchos en Occidente están cada vez más expuestos a las enseñanzas de las escuelas de filosofía orientales. Algunos adoptan la meditación y las enseñanzas fundamentales del budismo y el hinduismo, o practican yoga para supuestos beneficios espirituales. No se consideran budistas o hindúes, y puede que ni siquiera se den cuenta de que ciertos conceptos son de estas religiones. Simplemente les gustan las ideas y prácticas de "espiritualidad", que eligieron de una mezcla heterogénea de creencias.

El profeta Isaías profetizó sobre los tiempos antiguos y modernos. Él advierte: “Venid, oh casa de Jacob, y caminaremos a la luz del Eterno. Ciertamente tú has dejado tu pueblo, la casa de Jacob, porque están llenos de costumbres traídas del oriente, y de agoreros, como los filisteos; y pactan con hijos de extranjeros” (Isaías 2:5–6).

Esto es lo que el Comentario Bíblico de Matthew Henry dice sobre este versículo: "Ellos les dieron la naturalización a los extranjeros, no a los prosélitos, y los animaron a establecerse entre ellos, y se mezclaron con ellos, Oseas 7:8. Su país estaba poblado de sirios y caldeos, moabitas y amonitas, y de otras naciones orientales, y con ellos admitieron las modas y costumbres de esas naciones, y se complacieron en los hijos de extranjeros, los apreciaron, prefirieron el país de ellos antes que los suyos propios, y pensaron que cuanto más se ajustaban a ellos, más educados y refinados eran; así profanaban su corona y su pacto. Note que aquellos están en peligro de separarse de Dios, quienes se complacen con aquellos que son extranjeros para El, porque pronto aprendemos los caminos de aquellos cuya compañía amamos” (énfasis nuestro).

Solo hay una fuente de conocimiento verdadero. Lo invitamos a probar al Dios de la Biblia y su palabra como verdad absoluta leyendo nuestros folletos El Dios verdadero: Pruebas y promesas y La Biblia: ¿Realidad o ficción?