¡Podemos comprender la Biblia!

Díganos lo que piensa de este artículo

La Palabra de Dios no es para filósofos teóricos ni para aficionados. ¡Es un recurso que usted puede aprovechar para mejorar su vida y prepararse para la eternidad!

El libro más importante del mundo es la Santa Biblia. Es muy posible que usted tenga una en casa. Sin embargo, la mayoría de las personas saben muy poco sobre este libro asombroso y su contenido. Es un libro que revela los misterios de la vida. Revela el futuro de la humanidad. Y la Biblia puede ayudarlo a usted de muchas maneras, más allá de lo que espera y sueña.

Con todo, la Biblia para muchos es un libro misterioso. Es como un rompecabezas difícil de armar en el cual miramos el panorama y buscamos piezas de color y forma parecidos. Y así, ensayando e insistiendo, quizá logremos juntar una pequeña sección aquí y otra pequeña sección allá. Con perseverancia, es posible que incluso logremos una visión del cuadro completo.

¿Qué es, entonces, la Biblia? ¿Acaso un simple libro escrito por nómadas de la antigüedad que crearon un dios a su propia imagen? ¿Un simple libro de sabiduría humana que nos estimula a pensar? Ô bien, ¿es la Biblia la Palabra inspirada del Dios Creador? ¿Podrá dar respuesta a los grandes misterios de la vida? ¿Será capaz de predecir el futuro y el lugar que a usted le corresponde en ese panorama?

Año tras año, ¡la Biblia sigue siendo el libro de mayor venta en el mundo! Es el libro más importante en el mundo. Se necesita valentía para leer la Biblia e investigar por sí mismo. Quizá tenga usted una Biblia en algún estante de su casa, o guardada en un cajón. Pero, ¿cuántos la leen? Si usted no lee este libro, ¡puede estarse privando de la información y el conocimiento más impresionante y estimulante que el mundo jamás conoció!

Miles de millones de personas en el mundo poseen una Biblia. Por allá en 1950, una revista digna de crédito informó: "Hacia finales de 1950, 500 años desde que Gutenberg inventó la imprenta, se habrán impreso unos dos mil millones de Biblias y partes de la misma, y cada año se añaden otros 25 millones".

Si usted no tiene una Biblia, lo insto a que compre una. Si ha sepultado su Biblia dentro de un clóset o un armario, lo invito a que la saque y la lea. En este artículo, analizaremos cinco beneficios importantísimos que se derivan de la lectura y estudio de la Biblia: ¡Cinco maneras en que la Biblia puede ser de ayuda para usted! Lo insto a que lea la Biblia todos los días. El escritor británico Lord Tennyson comentó: "La lectura de la Biblia es en sí una educación".

¿Qué importancia tiene la Biblia?

¿Qué importancia tiene la Biblia en su vida? ¿La lee al menos una vez por semana? ¿Es importante leer la Biblia? ¿Qué dice la Biblia sobre sí misma? El apóstol Pablo le dijo al joven evangelista Timoteo: "Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra" (2 Timoteo 3:16-17). El Creador desea que encontremos el camino acertado hacia una vida de éxito y una existencia eterna. ¡Ese camino lo ha revelado en la Biblia!

La Biblia es la Palabra de Dios. Quienes se esfuerzan por vivir conforme a sus enseñanzas y practicar el camino de vida que Jesucristo y las escrituras enseñan, adquirirán sabiduría y comprensión. Jesús dijo: "Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida" (Juan 6:63). Todos deseamos vida abundante. Como dijo Jesús en Juan 10:10: "Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia".

Usted puede comprender la Biblia y puede disfrutar de sus beneficios insospechados. Veamos cinco maneras en que la Biblia le puede ser de provecho, trayendo paz, felicidad y bendiciones increíbles a usted y a su familia.

1: Mejores relaciones con los demás

Uno de los grandes problemas que algunos tenemos es entendernos con los demás. Tenemos roces con el jefe, con el esposo o esposa, con nuestros hijos o padres, o bien con amigos y otros familiares. Unos discuten por finanzas o por los quehaceres o por dedicar demasiado tiempo a los medios sociales. ¿Hay alguna ayuda en la Biblia para que usted mejores sus relaciones con los demás? Si la hay, siempre y cuando siga sus instrucciones. ¿Recuerda los dos grandes mandamientos? Jesús dijo: "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo" (Mateo 22:37-39).

Cuando usted aplica estos grandes mandamientos, puede mejorar sus relaciones con los demás. Otro principio para mejorar sus relaciones es el de perdonar. ¿Cuántas personas guardan rencor? Se niegan a olvidar. Sencillamente no perdonan. Recordemos lo que enseñó Jesús en la oración modelo, conocida por muchos como el Padre nuestro: "Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores" (Mateo 6:12). ¿Pide usted esto mismo en oración? ¿Perdona a los demás? ¿Tiene paciencia en su trato con amigos, parientes y colegas? ¡La aplicación de estos principios bíblicos lo ayudará a cambiar su vida dramáticamente!

2: Verdadero éxito, felicidad y realización

El Evangelio de Juan cita a Jesús señalando el contraste entre los caminos del mundo y los caminos de Dios: "El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia" (Juan 10:10). Usted puede tener verdadero éxito y vida en abundancia siempre y cuando reconozca al Salvador en todos sus pensamientos y acciones día tras día. Son muchos los principios bíblicos que nos prometen el éxito. El apóstol Pablo dijo: "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece" (Filipenses 4:13). Y veamos esta clave para tener la bendición de Dios: "Fíate del Eterno de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y Él enderezará tus veredas" (Proverbio 3:5-6).

Dios promete guiarnos por el camino hacia la vida y el éxito, todos los días, siempre y cuando lo reconozcamos como nuestro Dios. Un principio rector es que llevemos en oración a Dios todo lo que nos preocupa o inquieta. Como dice el apóstol Pablo, si reconocemos a Dios en todos nuestros caminos, Él va a guiarnos por el rumbo correcto (Filipenses 4:6).

Todo efecto tiene una causa. La Biblia nos da los principios que llevan al éxito. Debemos buscar los valores acertados en la vida, no los carnales y egoístas. El rey David fue un hombre conforme al corazón de Dios (Hechos 13:22). Considere su consejo respecto al éxito: "Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que en la ley del Eterno está su delicia, y en su ley medita de día y de noche (Salmos 1:1-2).

Consideremos cuál es el resultado de meditar en la ley de Dios y su camino: "Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará" (Salmos 1:3). Este es el verdadero éxito en la vida.

La Biblia trae muchos otros principios sobre el éxito en la vida. Basta leer el sermón del monte en Mateo 5, 6 y 7; o el libro de los Proverbios. Usted puede tener una vida de felicidad, abundancia y éxito.

3: El significado y propósito de la vida

¡El propósito ulterior en la vida humana es tener una relación personal con Dios! ¡Esta es una verdad profunda! ¡Reflexione! Y las Sagradas Escrituras revelan que se trata de una relación de familia, llena de amor.

Dios creó a la familia humana, y además, desea que usted sea parte de la Familia divina. El apóstol Pablo escribió: "Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, de quien toma nombre toda familia en los Cielos y en la Tierra" (Efesios 3:14-15). Sí, Dios es el Padre de una Familia ¡y quiere que usted sea parte de una familia creadora, que tenga una vida feliz y activa para siempre! La Biblia sí nos ayuda a entender nuestro destino.

¿Cómo nos convertimos en hijos de Dios? Luego del arrepentimiento y el bautismo en el nombre de Jesucristo, recibimos el don del Espíritu Santo (Hechos 2:38). Entonces venimos a ser hijos engendrados de Dios. El apóstol Santiago lo describe así: "Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. Él, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas (Santiago 1:17-18).

4: El camino de vida más allá de la muerte

Una de las grandes preocupaciones del ser humano es que tarde o temprano ha de morir. Los que rechazan la revelación y la verdad de Dios no tienen esperanza para el futuro. Pero la Biblia revela la verdad de la vida tras la muerte. Observemos lo que escribió el apóstol Pablo en carta dirigida al evangelista Timoteo. Observe la importancia de la Biblia para nuestra vida eterna: "Persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús" (2 Timoteo 3:14–15).

¿Por qué necesitamos "la salvación"? ¡Todo ser humano va a morir! ¡Todos necesitamos salvarnos de la muerte eterna! Usted y yo necesitamos salvación. Necesitamos el perdón de nuestros pecados. ¿Por qué? Porque el pecado produce muerte eterna. Las Escrituras nos dicen: "La paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro" (Romanos 6:23). La retribución por una vida de pecado es la muerte. Pero Dios envió al mundo a un Salvador: Jesucristo, quien pagó por nuestros pecados con su sangre derramada. Entonces, si seguimos las instrucciones de el Salvador, Dios puede perdonar nuestros pecados. Como lo dijo el mismo Cristo: "El tiempo se ha cumplido, y el Reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio" (Marcos 1:15). También el apóstol Pedro instó así a sus oyentes: "Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo" (Hechos 2:38).

La Biblia nos puede hacer sabios para la salvación por medio de Jesucristo. Más allá de la muerte habrá una vida gloriosa, en la cual los cristianos fieles ayudarán a Jesucristo a traer paz duradera entre todas las naciones bajo el Reino de Dios. Usted podrá estar allí, en el mundo de mañana, si busca primero el Reino de Dios y si espera con anhelo la gloriosa resurrección descrita en 1 Corintios 15 y en 1 Tesalonicenses 4.

5: La Biblia nos ayuda a prepararnos para el futuro

La profecía bíblica revela cómo Dios va a intervenir en los asuntos del mundo. Ofrece la buena noticia sobre el destino final del hombre. ¡Ya hemos visto que el propósito de Dios es prepararnos para su Reino aquí en la Tierra! Los cristianos verdaderos reinarán con Cristo durante mil años como reyes y sacerdotes. Los verdaderos cristianos serán transformados en la resurrección, naciendo dentro del Reino de Dios. Este futuro puede ser suyo. Considere el glorioso regreso de Cristo, cuando los cristianos van a heredar el Reino de Dios y cuando nos convertiremos de mortales a inmortales. El apóstol Pablo lo describe así: "Esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el Reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción. He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados" (1 Corintios 15:50-52).

¡El futuro que Dios nos promete es glorioso! En la resurrección, seremos inmortales. Como dice el apóstol Pablo: "Es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad" (1 Corintios 15:53).

Dios desea que todos nosotros estemos en su Familia por toda la eternidad. Usted necesita conocer el futuro. Necesita estudiar la Biblia y aprender más.

MÁS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN

Mostrar todos