¿Ha sido abolida la Palabra de Dios?

Díganos lo que piensa de este artículo

Observando con honestidad los hechos, es evidente que la mayoría de las naciones que desde hace mucho tiempo se declaraban cristianas, se están alejando velozmente de casi todo vestigio de la moral bíblica.

¡No! ¡No lo digo en chiste! Los pocos que todavía creen a la Biblia deben afrontar este hecho incontrovertible. Nadie se burla de Dios. Cuando ustedes, los suscriptores de El Mundo de Mañana leen o ven alguna noticia sobre la descomposición acelerada de la unidad familiar tradicional, cuando ven a millones de jóvenes que "viven juntos" sin el vínculo del matrimonio, cuando se enteran sobre millones de niños creciendo sin el beneficio de padre o madre o quizá sin ninguno de los dos, cuando ven agravarse la crisis económica mundial, y presencian extraños trastornos de las condiciones meteorológicas, terremotos formidables y, pronto, terribles enfermedades epidémicas; recuerden que nuestro Creador nos advirtió específicamente de esta serie de desastres. Repito ¡Nadie se burla de Dios!

Refiriéndose a los individuos que se consideraban muy instruidos einteligentes en su época, el apóstol Pablo afirmó que "profesando ser sabios, se hicieron necios" (Romanos 1:22).

Luego, bajo la misma inspiración de Dios, el apóstol prosigue: "Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen" (vs. 26-28). No, la humanidad carnal y rebelde no acepta retener a Dios en su mente. El Dios verdadero hace brillar su "luz" de verdad y justicia sobre los que estén dispuestos a escuchar, pero, como dijo Jesús: "Los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas" (Juan 3:19).

Dios también inspiró al apóstol Pablo para que hablara de la mente normal del hombre, la mente carnal: "Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden" (Romanos 8:6-7). ¡Observe el punto clave! La mayoría de las personas tienen una mente que es "enemistad" contra Dios. ¿Por qué? "Porque no se sujeta a la ley de Dios".

Rebelión contra la libertad

¡Los seres humanos rebeldes no gustan de un Dios que les ordena qué hacer! Entonces, se dejan influir, quizá sin darse cuenta, por Satanás el diablo, y se convierten en "enemistad" contra su propio Creador y sus leyes de justicia, descritas en la Biblia como "ley de la libertad" (Santiago 2:12).

Dirigiéndose al pueblo de Israel, el Dios Todopoderoso hacía esta advertencia para quienes pretendieran desobedecerle: "Enviaré sobre vosotros terror, extenuación y calentura, que consuman los ojos y atormenten el alma; y sembraréis en vano vuestra semilla, porque vuestros enemigos la comerán" (Levítico 26:15-16).

Como hemos señalado muchas veces, la palabra hebrea traducida como "terror" puede abarcar la idea de "terrorismo"; la primera señal de advertencia dada por Dios a nuestras naciones occidentales el 11 de septiembre del 2001. Más adelante en el mismo pasaje de las Escrituras, Dios dijo: "Si aun con estas cosas no me oyereis, yo volveré a castigaros siete veces más por vuestros pecados. Y quebrantaré la soberbia de vuestro orgullo, y haré vuestro cielo como hierro, y vuestra tierra como bronce. Vuestra fuerza se consumirá en vano" (vs. 18-20).

Mientras presenciamos la decadencia de los Estados Unidos y los demás pueblos descendientes de Inglaterra, ¡manténganse alerta! Comprendan que a medida que aumenta el "terrorismo" profetizado, a medida que esos pueblos se deterioran por efecto de enfermedades como el sida y el cáncer, y a medida que el poderío y el prestigio de los mismos pueblos prosiguen en su vertiginosa caída, ¡el gran Dios de la Biblia sigue siendo un Dios viviente! Y si nosotros "rechazamos" la Biblia borrándola de nuestro entendimiento; si no expresamos un profundo arrepentimiento tanto personal como nacional, ¡entonces el Dios de la Biblia va a ejecutar sentencia sobre aquellas sociedades rebeldes e inmorales que lo han rechazado primero a Él!

Dios ha advertido a los pueblos acerca de las terribles consecuencias de rebelarse contra el Creador y sus instrucciones. Entre estas: "El extranjero que estará en medio de ti se elevará sobre ti muy alto, y tú descenderás muy abajo. Él te prestará a ti, y tú no le prestarás a él; él será por cabeza, y tú serás por cola"(Deuteronomio 28:43-44).

¡Castigos y cambios!

¡Les ruego que despierten! Esto es real. Y son cosas que también afectarán a usted y a sus amigos, a sus hijos y nietos.

Es así porque cuando la humanidad rebelde pretende "rechazar" la Biblia y acabar con el profundo respeto que debe sentir por Dios y su Palabra, el Dios verdadero también "castiga" a las sociedades rebeldes, ¡que pronto serán reemplazadas por el Reino de Dios! Como bien lo dijo el apóstol Pedro, inspirado, Dios no tardará en enviar "a Jesucristo, que os fue antes anunciado; a quien de cierto es necesario que el Cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo" (Hechos 3:20-21). Cuando venga Jesucristo como Rey de reyes para gobernar sobre las naciones aquí en la Tierra, veremos cómo establecerá una sociedad enteramente nueva (Apocalipsis 5:10).

Los diez mandamientos se convertirán en los principios fundamentales de un gobierno perfecto bajo Jesucristo. Los hombres aprenderán a respetar y honrar a sus padres, como dice el quinto mandamiento. No cometerán adulterio ni destruirán a la familia normal mediante perversiones ni de ninguna otra manera. Las familias serán fuertes y enseñarán a los hijos a amar los caminos de Dios. Los hijos aprenderán cómo amar a Dios y cómo amar a otros seres humanos hechos a la imagen de Dios. Entonces la humanidad sí entenderá de verdad que Jesucristo hablaba en serio cuando dijo: "No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios" (Lucas 4:4).

Por mucho que los seres humanos rebeldes intenten acabar con la Palabra de Dios, ¡jamás lo lograrán! Por el contrario, el Dios Todopoderoso va a acabar con todas las sociedades y naciones que lo desafíen, que "desprecian" sus mandamientos y que ahora mismo están trayendo sobre millones de personas un caudal de sufrimientos angustias y sentimientos de desesperación casi imposibles de creer.

¡Cristo y la Biblia reivindicados!

Describiendo el Reinode Dios, que pronto será un gobierno muy real bajo Jesucristo, la Biblia dice: "Juzgará a los afligidos del pueblo, salvará a los hijos del menesteroso, y aplastará al opresor… Todos los reyes se postrarán delante de Él; todas las naciones le servirán. Porque Él librará al menesteroso que clamare, y al afligido que no tuviere quien le socorra. Tendrá misericordia del pobre y del menesteroso, y salvará la vida de los pobres. De engaño y de violencia redimirá sus almas, y la sangre de ellos será preciosa ante sus ojos" (Salmos 72:4-14).

¿Se está preparando usted para ese momento extraordinario? ¿Está estudiando la Biblia? Si usted, personalmente, desea conocer al Dios verdadero y contar con sus bendiciones y su protección en los tiempos que se avecinan, ¡lo invito a actuar desde ahora! ¿Se ha inscrito en nuestro Curso bíblico por correspondencia de El Mundo de Mañana? Si no se ha inscrito, lo invito a hacerlo muy pronto. Actúe con diligencia, preparándose para el día del regreso de Jesucristo, y ¡que Dios traiga pronto ese día!

MÁS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN

Mostrar todos