Preguntas y respuestas

Díganos lo que piensa de este artículo

Pregunta: Jesús le hizo la siguiente promesa a uno de los malhechores que estaban crucificados con Él: "De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso" (Lucas 23:43). ¿Qué es el "paraíso" y dónde queda? ¿Es cierto que el malhechor que se arrepintió fue allá con Jesús ese día?

Respuesta: La Biblia muestra que los muertos no están en el Cielo, sino en el sepulcro esperando la resurrección. El apóstol Pedro dijo: "David no subió a los Cielos" (Hechos 2:34). Por su parte, Cristo afirmó: "Nadie subió al Cielo, sino el que descendió del Cielo; el Hijo del Hombre, que está en el Cielo" (Juan 3:13).

¿Significa esto que el ladrón está en un lugar especial llamado "paraíso", el cual es diferente del "Cielo"? No. La Biblia indica claramente dónde está situado el paraíso. El apóstol Pablo habla de un individuo que en una visión fue llevado al trono de Dios: "Fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar" (2 Corintios 12:1-4). El paraíso se encuentra donde está el trono de Dios.

¿Qué es el paraíso? Paraíso "denota un hermoso parque, jardín o huerta" (Diccionario de la Santa Biblia, W. W. Rand); "cercado circular aplicado a los jardines reales (DRAE, Edic 22).

La Biblia describe cómo es el paraíso. "El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios" (Apocalipsis 2:7). Ahora veamos Apocalipsis 22:1-2: "Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones".

Estos versículos se refieren a "la nueva Jerusalén, [que desciende] del Cielo, de Dios" (Apocalipsis 21:2). La nueva Jerusalén, que vendrá del Cielo cuando la Tierra se haya convertido en una "tierra nueva" (2 Pedro 3:10-13; Apocalipsis 21:1), tendrá en su interior el árbol de la vida. El paraíso de Dios, cerca o en presencia de su trono, es un parque o jardín ¡que estará en la tierra nueva! ¡Pero todavía no estaba al alcance de los hombres cuando Cristo le dijo estas palabras al malhechor!

Siendo así, ¿podemos decir que el malhechor fue allá con Jesús el día que murió? El propio Jesús no fue al paraíso, o al cielo, el día que murió. Esta es la enseñanza de Pablo: "Primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras" (1 Corintios 15:3-4). Cristo estuvo sellado en el sepulcro tres días completos y tres noches completas. Leamos lo que le dijo a María cuando ella llegó al sepulcro después de su resurrección: "No me toques, porque aún no he subido a mi Padre" (Juan 20:17).

Entonces, ¿qué fue lo que Cristo realmente le dijo al malhechor? Muchos lectores se engañan por las traducciones erróneas del texto griego. La mayoría de las traducciones agregan erróneamente la palabra "que" entre "digo" y "hoy". Esta palabra no está en el griego original. Otras versiones colocan una coma en vez de "que", pero la coma tampoco está en el original. Un comentario explica: "La interpretación de este versículo depende… de la puntuación, que descansa enteramente sobre la autoridad humana, como que los manuscritos griegos no tienen puntuación alguna hasta el siglo noveno, y entonces es solamente un punto (mitad de la línea) que separa cada palabra".

Traducido correctamente al español, este versículo diría: "De cierto te digo hoy, estarás conmigo en el paraíso". En Lucas 23:43, Jesús no estaba haciendo una promesa que luego incumpliría. Estaba diciendo que cuando el paraíso venga a la Tierra, ¡el malhechor arrepentido estará allí con Él!

MÁS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN

Mostrar todos