Un cura calificó los terremotos como un castigo de Dios

Staff de Noticias y Profecía
Díganos lo que piensa de este artículo

Hablando de los recientes terremotos en Italia, el cura católico italiano “Giovanni Cavalcoli dijo a una audiencia radial que los dos terremotos eran un castigo por los pecados, ‘sobre todo por los matrimonios homosexuales’, que fueron oficialmente reconocidos en Italia a partir de mayo. Las afirmaciones del cura provocaron una fuerte reprimenda del Vaticano. El arzobispo Angelo Becciu, número dos de la Secretaría de Estado, dijo que las ‘ofensivas declaraciones’ del padre Cavalcoli reflejaban una imagen de un ‘Dios caprichoso y vengativo’. El funcionario vaticano comentó: ‘Esa es una visión pagana, no cristiana’. Sin inmutarse, el padre Cavalcoli dijo que los funcionarios vaticanos deberían ‘revisar su catecismo’” (Catholic World News, 7 de noviembre de 2016). Ciertamente Dios no es caprichoso como los dioses de otras religiones, como el paganismo griego y romano. Sin embargo, el Dios de la Biblia, que “no puede ser burlado” dijo: “todo lo que el hombre sembrare, eso también segará” (Gálatas 6:7). Si bien los recientes terremotos en Italia pueden o no ser un castigo directo de Dios, el tiempo viene cuando Dios castigará a la humanidad por sus pecados y por el rechazo absoluto de Él. Las profecías en el libro de Apocalipsis revelan que Dios traerá terremotos masivos a toda la Tierra para literalmente “sacudir” a la humanidad para que reconozca que Él es el Dios verdadero (Apocalipsis 6:12-17; 16:17-21). Dios es amoroso y misericordioso, pero también es un Dios celoso (Ezequiel 39:25-29) que quiere que la humanidad aprenda lecciones importantes. Para más información sobre la verdadera naturaleza de nuestro gran Dios, lean El Dios verdadero: pruebas y promesas.