Pureza sexual y éxito matrimonial

Staff de Noticias y Profecía
Díganos lo que piensa de este artículo

Las investigaciones recientes demuestran que las parejas, sin parejas sexuales en sus vidas fuera de sus cónyuges, tienen índices de divorcio mucho más bajos que las que tienen al menos una pareja sexual adicional (Catholic World News, 13 de febrero de 2017). ¡Para las mujeres con un historial de solo una pareja sexual que no sea su marido, la tasa de éxito matrimonial baja de 95 por ciento en los primeros cinco años a 62 por ciento! Y disminuye aún más de ahí en adelante (MaRRI, 3 de febrero de 2017). Como señala el Instituto de Investigaciones sobre el Matrimonio y la Religión: “Así, la estructura familiar es sumamente importante para la sociedad, y el retorno al matrimonio intacto es una condición ‘sine qua non’ [esencial] para una nación o para que las familias se puedan reconstruir así mismas” (ibídem). Aquellos con un historial sexual anterior o fuera del matrimonio pueden hacer que el matrimonio funcione, pero se requiere mucho más esfuerzo. Lo que la sociedad de hoy considera un mandato anticuado y draconiano para confinar las relaciones sexuales a un matrimonio monógamo entre marido y mujer, fue originalmente dado por Dios como instrucción vital para un matrimonio amoroso y exitoso (Génesis 2:24, Éxodo 20:14; 1 Corintios 6:18). Nuestro Padre que está en los cielos quiere que sus hijos sean felices y Él nos dio instrucciones específicas acerca de cómo hacerlo. Incluso las investigaciones modernas demuestran las bendiciones de este antiguo, pero todavía importante mandato. Para más información sobre cómo tener un matrimonio feliz y exitoso, lean o escuchen El plan de Dios para un matrimonio feliz