¡Nueva amenaza pandémica!

Díganos lo que piensa de este artículo

Recientemente apareció un alarmante estudio en la muy respetada revista Proceedings of the National Academy of Sciences. Al examinar los virus encontrados en los cerdos entre 2011 y 2018, los científicos chinos identificaron una cepa del virus de la gripe H1N1 que tiene “todas las características esenciales de un posible virus pandémico” (Reuters, 29 de junio de 2020). “El estudio destaca los riesgos de que los virus crucen la barrera de las especies hacia los humanos, especialmente en regiones densamente pobladas de China, donde millones de personas viven muy cerca de granjas, instalaciones de cría, mataderos y mercados húmedos”. Los científicos saben que los cerdos son un vehículo importante para las reagrupaciones y recombinaciones genéticas de los virus y que estos animales pueden contribuir a la mutación del virus hasta que sea transmisible a los seres humanos. Las personas con mayor riesgo de contraer este virus son aquellas que trabajan en la industria porcina, dado a su contacto diario con los cerdos.

Si bien no parece existir “un riesgo inminente” de que este nuevo virus altamente infeccioso esté a punto de propagarse rápidamente entre las poblaciones humanas, algunos criadores de cerdos y parte de la población general de China ya han desarrollado anticuerpos contra el virus (Deutsche Welle, 30 de junio de 2020). Esto indica que el virus ya pasó de los animales a los humanos en algunos casos. Sin embargo, los científicos aún no tienen evidencia de que el virus pueda pasar de humanos a humanos.

Es preocupante que esto pueda convertirse en otra pandemia. La verdad es que muchos de estos virus con potencial pandémico surgen de animales que la Biblia claramente prohíbe consumir (Levítico 11; Deuteronomio 14). La exposición a estos animales “inmundos” pone a la población humana en gran riesgo. Para más información sobre por qué un Dios amoroso permite las pandemias, vean nuestro programa “¿Por qué permite Dios las pandemias?