¡No existe un “gen gay”!

Díganos lo que piensa de este artículo

La investigación que se acaba de publicar en la muy respetada revista Science, contiene hallazgos que serán impactantes para muchos. En un estudio de asociación del genoma de casi 500,000 personas en Estados Unidos, el Reino Unido y Suecia, los investigadores concluyeron: “Ningún gen individual por sí solo hace que una persona sea homosexual, lesbiana o bisexual; en cambio, miles de genes probablemente influyen en la orientación sexual” (Live Science, 29 de agosto de 2019). El informe continúa (énfasis añadido): “Los factores biológicos que contribuyen a la orientación sexual son en gran medida desconocidos, pero muchos científicos sospechan que la genética juega un papel”, lo que significa que los científicos todavía no saben por qué algunos seres humanos tienen tendencias homosexuales. Los investigadores también señalaron: “En cambio, la predisposición al comportamiento sexual entre personas del mismo sexo parecía influenciada por una compleja mezcla de influencias genéticas y ambientales”. Uno de los coautores del estudio dijo: “Es efectivamente imposible predecir el comportamiento sexual de una persona a partir de su genoma”, lo que demuestra que el “gen gay” es, en palabras de Live Science, “un total mito”.

Este estudio de vanguardia fue aproximadamente 100 veces mayor que cualquier estudio anterior, tiene un enorme peso y un alto grado de credibilidad. El estudio se basó en datos recopilados a través de 23andME con sede en Estados Unidos y el BioBank del Reino Unido, así como en preguntas de la encuesta.

Es sorprendente que este estudio haya sido publicado y difundido por la prensa, cuando sus hallazgos contradicen las opiniones públicas populares. Sin embargo, los hallazgos respaldan la afirmación de que la homosexualidad no es algo fijo y determinado desde el nacimiento, así como el hecho de que “Dios no creo a las personas con comportamientos homosexuales”. ¡Con eso en mente, tiene más sentido cuando leemos las amonestaciones bíblicas que indican que el comportamiento homosexual no es correcto (Romanos 1:26-28)! Un Dios amoroso nunca condenaría un comportamiento si las personas no tuvieran otra opción que ser propensos a dicho comportamiento. Para más información sobre este tema, lean “La pura verdad sobre el homosexualismo”.