Niños hambrientos en el Reino Unido

Díganos lo que piensa de este artículo

Hace más de 70 años, se creó el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés) como una agencia para alimentar a los niños hambrientos en todo el mundo, especialmente en las naciones en desarrollo. Según su sitio web, UNICEF ha ayudado a salvar la vida de más de 122 millones de niños desde sus inicios. Ahora, por primera vez en su historia, UNICEF está alimentando a niños hambrientos en el Reino Unido (Guardian, 16 de diciembre de 2020).

Según una encuesta de mayo de 2020, el 17 por ciento de los niños en el Reino Unido padecían “inseguridad alimentaria”. En octubre, casi un millón más de niños se habían unido al programa de almuerzos escolares. Muchos de los niños hambrientos viven en Londres y sus alrededores. La mayoría de estos niños viven en familias cuyos ingresos se han visto reducidos por la pandemia de coronavirus. Aunque el porcentaje de niños hambrientos es mucho más alto en las naciones en desarrollo, es preocupante ver que niños en naciones altamente industrializadas como el Reino Unido, necesiten ayuda por organizaciones como UNICEF.

Las profecías bíblicas revelan que las naciones de descendencia israelita como el Reino Unido sufrirán graves consecuencias al fin de esta era, por haberse apartado de Dios y de sus leyes. En la Biblia Dios les advierte: “quebrantaré la soberbia de vuestro orgullo” (Levítico 26:19) y eventualmente enfrentarán una hambruna severa, mucho peor de lo que estamos presenciando hoy (Jeremías 15:1-4, Ezequiel 5:10). Parte de la misión de la Iglesia que Jesucristo fundó es advertir al mundo, y especialmente a las naciones de descendencia israelita, a que se arrepientan de los pecados que están trayendo sobre ellos estas plagas profetizadas del tiempo del fin (lea Ezequiel 3 y 33). Para más información sobre este mensaje de advertencia, vean “La advertencia del atalaya.