Los mercados mundiales están cayendo

Díganos lo que piensa de este artículo

Las restricciones comerciales y de viajes asociados con el coronavirus están afectando negativamente a los mercados financieros en todo el mundo (Reuters, 8 de marzo de 2020). Los mercados bursátiles de todo el mundo, incluso en Estados Unidos, han estado cayendo en espiral durante las últimas semanas a medida que se propaga el miedo al virus. Y ahora, a medida que los precios del petróleo caen, los mercados continúan en descenso.

Rusia y las naciones de la OPEP lideradas por Arabia Saudita continúan luchando financieramente entre sí en el ámbito petrolero. Rusia y las naciones de la OPEP están trabajando juntas en la producción mundial de petróleo (CNBC.com, 9 de marzo de 2020). Sin embargo, con las economías mundiales estancadas debido al brote de coronavirus, estos países necesitan más ingresos. En respuesta a la negativa de Rusia de reducir la producción de petróleo, Arabia Saudita no solo ha bajado los precios del petróleo, sino que, según los informes, el reino del Oriente Medio también está considerando un aumento en la producción de petróleo, lo que hará que los precios del petróleo bajen aún más. Los economistas predicen que una guerra de precios por el petróleo puede afectar negativamente los ingresos petroleros de Estados Unidos y, junto con otros efectos del brote de coronavirus, puede desencadenar una recesión mundial.

Es difícil saber cuán bajo pueden caer las economías mundiales y por cuánto tiempo permanecerán así. Pero, a medida que las economías nacionales disminuyen, podría llegar un tiempo en el que las naciones comenzarán a buscar un “salvador” para todos estos problemas. Las profecías bíblicas indican que un futuro poder de la “bestia” europea desarrollará un poderoso motor económico mediante el cual las naciones de la Tierra se enriquecerán (Apocalipsis 17-18). Para más información sobre el futuro papel de Europa, lean “Alemania de nuevo poderosa”.