¡Los insectos están desapareciendo!

Díganos lo que piensa de este artículo

Dios creó los insectos como elementos poderosos e integrales de los ecosistemas de la Tierra. Los insectos polinizan las plantas, actúan como alimento para otras criaturas, ayudan a descomponer la materia muerta,  y ayudan a mantener a ciertas poblaciones de animales bajo control. Un nuevo estudio sugiere que en las próximas décadas podríamos ver la extinción de más del 40% de las especies de insectos en todo el mundo (Deutsche Welle, 11 de febrero de 2019). Algunas de las causas conocidas de la destrucción de poblaciones de insectos incluyen pesticidas, pérdida de hábitat, contaminación y enfermedades. Muchos de estos factores se relacionan directamente con los hábitos humanos y los “avances” de la sociedad.

Los científicos comprenden el valor de muchas de las especies de insectos, incluyendo aquellas involucradas en la polinización (abejas, mariposas, avispas, escarabajos y otros). La polinización es clave, no solo para perpetuar las hermosas flores, sino también para perpetuar las plantas que nos proporcionan alimentos, como las frutas y verduras, el café e incluso el chocolate (Deutsche Welle, 22 de junio de 2018). Y las flores también son importantes porque muchas especies de animales diferentes se alimentan de diferentes plantas. En China, debido a la pérdida de polinizadores, algunas granjas ahora están contratando a personas para polinizar los árboles frutales a mano. Este proceso funciona, pero es muy ineficiente, consume mucho tiempo y es costoso. Finalmente, si los insectos polinizadores disminuyen demasiado, los científicos y agricultores temen que podamos perder muchos de nuestros cultivos, lo que afectaría los suministros mundiales de alimentos. Además, la destrucción de las especies de insectos afectaría directamente a las poblaciones de animales que se alimentan de ellos: lagartos, serpientes, aves, murciélagos, peces y más (Guardian, 10 de febrero de 2019).

La falta de equilibrio en la naturaleza es tristemente una característica de esta era. El apóstol Pablo escribió: “toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora” (Romanos 8:22); y que “el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios” (v. 19). Cuando Cristo regrese a esta Tierra y establezca su gobierno perfecto y que reinará mundialmente, se le enseñará a la humanidad a cómo labrar y guardar la Tierra de tal manera que los ecosistemas funcionen como Dios los destinó. Esto incluirá que los insectos funcionen en la creación de acuerdo con los propósitos de Dios. Para más información sobre los cambios que ocurrirán en la Tierra con el retorno de Cristo, lean nuestro comentario “Labrar y cuidar la Tierra”.