Los estudiantes hacen que los maestros abandonen las escuelas

Díganos lo que piensa de este artículo

Según el Telegraph del Reino Unido (17 de diciembre de 2018), muchos maestros están abandonando la profesión debido a que los estudiantes son cada vez más “indisciplinados”. Un estudio reciente informa: “Actualmente, casi dos tercios de los maestros, han considerado renunciar debido al mal comportamiento de los alumnos”. El informe también advirtió: “el mal comportamiento está erosionando la autoridad de los maestros, mientras que los niños problemáticos corren el riesgo de volverse ‘más agresivos y potencialmente criminales’, en el futuro”.

Las recomendaciones en el informe incluían; intervenir de inmediato en los problemas de comportamiento de bajo nivel y prohibir los teléfonos celulares, al menos en el aula. La inconsistencia disciplinaria y el establecer bajas expectativas para el comportamiento de los estudiantes fueron citadas como las razones principales para la desobediencia de los estudiantes.

El profeta Isaías predijo lo que ocurre cuando las personas y las naciones se apartan de los caminos de Dios: “Los opresores de mi pueblo son muchachos” (Isaías 3:12). Actualmente, la falta de disciplina en el hogar está impactando a las escuelas y a la sociedad en general. Las profecías bíblicas nos dicen que este y otros problemas relacionados empeorarán a medida que se acerca el fin de esta era (2 Timoteo 3:1, 4). Sin embargo, esas profecías también revelan que esta situación cambiará cuando Jesucristo regrese y establezca el Reino de Dios en la Tierra. En ese tiempo: “tus maestros nunca más te serán quitados, sino que tus ojos verán a tus maestros” (Isaías 30:20) y se les enseñará a los niños a respetar a los padres, maestros y otras personas en autoridad (Éxodo 20:12; Efesios 6:1–2). Nuestra sociedad moderna ha olvidado que los padres tienen la clave para criar niños respetuosos con buen carácter (Proverbios 22:6) mediante un proceso que involucra la dedicación y participación activa de los padres y abuelos. Para más información sobre cómo criar hijos respetuosos y exitosos, lean el folleto  Por qué es tan difícil criar hijos.