Los bebes, la contaminación del aire y las enfermedades pulmonares

Díganos lo que piensa de este artículo

Las nuevas investigaciones respaldan la comprensión actual de que la exposición de los bebes a la contaminación del aire tiene efectos duraderos en sus pulmones. La capacidad pulmonar no solo disminuye en los adolescentes que estuvieron expuestos a la contaminación del aire cuando eran bebés, sino que también tienen un riesgo mucho mayor de desarrollar asma (The Guardian, 24 de agosto de 2020). De hecho, ¡el riesgo de desarrollar asma ocurrió incluso cuando los niveles de contaminación del aire estaban por debajo de los límites legales establecidos por el gobierno! Un investigador de la Universidad de Copenhaguen comentó en una conferencia reciente: “El hecho de que encontremos un vínculo con el asma, incluso a niveles relativamente bajos de exposición, sugiere que no existe un límite seguro para la contaminación del aire”.

Las primeras investigaciones durante la pandemia del coronavirus indican que el mayor número de muertes por el virus parecía ocurrir en zonas del mundo con las tasas más altas de contaminación en el aire (The Guardian, 20 de abril de 2020). De hecho, un investigador señaló: “la exposición prolongada a este contaminante [dióxido de nitrógeno, un químico presente en la contaminación del aire] puede ser uno de los contribuyentes más importantes a la fatalidad causada por el virus de la Covid-19 en estas regiones y tal vez en todo el mundo”.

El apóstol Pablo dijo: “toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora” (Romanos 8:22). Nuestro planeta espera con ansias el momento en que “la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios” (v. 21). La verdadera esperanza para la humanidad y para la creación es el retorno de Jesucristo, quien establecerá su Reino en la Tierra y hará que la contaminación y otros males de la sociedad, sean cosa del pasado. Para más información sobre este maravilloso tiempo futuro, lean El maravilloso mundo de mañana.