Los ataques entre Israel y Hamás se intensifican

Díganos lo que piensa de este artículo

Durante las últimas dos semanas se ha desatado una intensa lucha en la Tierra Santa. Tras un caso judicial en Israel para desalojar a varias familias palestinas de sus hogares en Jerusalén y la acción de la policía israelí en el monte del Templo, Hamás comenzó a bombardear las ciudades fronterizas de Israel con miles de cohetes lanzados desde Gaza (Reuters, 16 de mayo de 2021). Israel respondió con sus propios ataques dirigidos contra presuntos lugares de lanzamiento de cohetes dentro de Gaza. Cerca de 200 personas han muerto en esta violencia y el número de muertos sigue aumentando. ¡Un representante de las Naciones Unidas advirtió que este conflicto pronto podría convertirse en una “guerra a gran escala”!

Este reciente enfrentamiento ha generado condena internacional, principalmente de Israel. En Europa, ha habido manifestaciones de apoyo a los palestinos, pero también a Israel. Europa también está intentando hacer frente a las acciones antisemitas que se han producido en manifestaciones a favor de los palestinos (Deutsche Welle, 16 de mayo de 2021). El ministro del Interior de Alemania recientemente advirtió: “No toleraremos la quema de banderas israelíes en suelo alemán, ni ataques a instalaciones judías... Cualquiera que propague el odio antisemita sentirá toda la fuerza de la ley”.

Las profecías bíblicas indican que el Oriente Medio y especialmente Jerusalén se convertirán en el centro del conflicto a medida que el fin de esta era se acerca (Zacarías 12:1-3). Las profecías bíblicas también revelan que el poder de la bestia liderado por Alemania eventualmente se trasladará al Oriente Medio (Daniel 11:40-43), posiblemente como “pacificador” para intentar detener los conflictos entre facciones religiosas que buscan controlar los lugares santos de Jerusalén. Los detalles sobre cómo se cumplirán estas profecías aún están por verse. Para más información sobre los acontecimientos proféticos en el Oriente Medio, lean “El futuro de Jerusalén”.