¡La hambruna mundial continua en aumento!

Díganos lo que piensa de este artículo

Un nuevo estudio de las Naciones Unidas informa que “821 millones de personas en todo el mundo estaban desnutridas en 2017, aproximadamente una de cada nueve personas. Y casi 151 millones de niños menores de cinco años, el 22% del total mundial, tienen su crecimiento atrofiado por la mala nutrición” (BBC, 11 de septiembre de 2018). Los expertos dicen que el aumento en los climas extremos, los conflictos mundiales y la violencia son culpables de la creciente situación de hambre. Este es el tercer año consecutivo de aumento en la hambruna mundial. Al mismo tiempo, el aumento del consumo de “alimentos chatarra” está promoviendo el aumento de la obesidad, otra condición mortal relacionada con los alimentos. A nivel mundial, hay cerca de 700 millones de personas obesas.

La hambruna no es un fenómeno nuevo, ya que durante milenios las personas han estado muriendo de hambre. Sin embargo, en nuestro mundo moderno, donde el excedente de alimentos es evidente, el hambre ya no debería ser un problema. Pero por muchas razones, incluida la incapacidad de los seres humanos para llevarse bien entre sí, y los continuos brotes de violencia y guerra, la Biblia indica que el hambre en el mundo continuará e incluso empeorará a medida que nos acercamos al fin de esta era (ver Mateo 24:3-8 y Apocalipsis 6:5-8).

Gracias a Dios, el hambre y el sufrimiento no continuarán indefinidamente. La Biblia predice el retorno de Jesucristo y el establecimiento de su Reino en la Tierra (Apocalipsis 5:10). ¡Durante este tiempo venidero de paz y prosperidad, el desierto se llenará de arroyos y ríos (Isaías 35:6-7) y habrá cosechas sin precedentes (Salmos 72:16; Amós 9:13)! Esto sucederá porque Jesucristo, el Príncipe de Paz (Isaías 9:6-7) llevará a la humanidad a tomar decisiones que ayudarán y ya no lastimarán. Para una mayor comprensión sobre un mundo sin hambruna, lean o escuchen El maravilloso mundo de mañana.