¿Iniciará Corea del Norte una carrera armamentista?

Díganos lo que piensa de este artículo

Recientemente el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, “se jactó de desplegar misiles hipersónicos, satélites espías, misiles balísticos intercontinentales de ojivas múltiples y el propio submarino de propulsión nuclear del Norte” (Deutsche Welle, 14 de enero de 2021). En respuesta, los funcionarios de Corea del Sur están considerando desarrollar su propio submarino de propulsión nuclear. A los analistas les preocupa “que Corea del Norte esté provocando una competencia armamentista con su vecino del sur y, potencialmente, con Japón”.

Corea del Norte parece estar preocupada por un ataque preventivo de Estados Unidos y siente que los submarinos nucleares les darán una forma de evitar tal ataque. En relación con los alardes de su líder sobre un submarino, la semana pasada el gobierno de Corea del Norte mostró en un desfile lo que parecían ser misiles balísticos diseñados para el lanzamiento de submarinos (Reuters, 14 de enero de 2021). A pesar de que la economía de Corea del Norte pasa por difíciles momentos, Kim Jong Un sigue concentrado en el continuo avance y fortalecimiento militar, en detrimento de su pueblo.

A medida que las relaciones entre las naciones se deterioran y las naciones déspotas parecen más envalentonadas, tenemos que recordar la amonestación de Jesucristo de que las “guerras y rumores de guerras” abundarán antes de su retorno (Mateo 24:6). Sin embargo, Jesús advirtió que no debemos preocuparnos demasiado, ya que estos acontecimientos deben suceder. El mundo tendrá que aprender que la humanidad no conoce el camino a la paz (Isaías 59:8). Solo mediante el retorno del “Príncipe de Paz” llegará la verdadera paz a esta Tierra. Para más información sobre esta realidad que se avecina, lean “¿Paz? ¡Cuando no hay paz!”.