Hambre en los Estados Unidos

Díganos lo que piensa de este artículo

El hambre es un problema históricamente limitado principalmente a países subdesarrollados. Pero eso está cambiando, debido en parte a la Covid-19. El cierre de las escuelas públicas y la pérdida de empleos son algunas de las causas de la disminución en las fuentes de alimentos y el dinero para comprar alimentos. Según datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos: “Casi 26 millones de adultos no tienen suficiente comida. En los hogares con niños, el número era tan alto como de 1 en cada 6 adultos” (The Hill, 25 de noviembre de 2020). En la ciudad de Houston, Texas, el 20 por ciento de los adultos de la ciudad de 7 millones de habitantes, informaron pasar hambre, incluido el 30 por ciento de los adultos en hogares con niños”.

La organización sin fines de lucro “Feeding America” ​​informa un aumento del 60 por ciento en las necesidades de asistencia alimentaria desde marzo (CNN, 12 de noviembre de 2020). También predice que más de 54 millones de estadounidenses están en peligro de inseguridad alimentaria. El cuarenta por ciento de las personas que buscan asistencia alimentaria nunca la habían buscado antes. Otras naciones desarrolladas, entre ellas el Reino Unido, también están experimentando un aumento en las necesidades de asistencia alimentaria por primera vez.

Dios prometió a las naciones de descendencia israelita abundancia de alimentos si obedecían sus leyes (Deuteronomio 28:1-4, 11). Sin embargo, Dios advirtió a estas naciones que, si se apartaban de Él, habría escasez de alimentos y hambre (vs. 15-18). Lo que estamos viendo ahora en los Estados Unidos, el Reino Unido y otras naciones de descendencia israelita es el comienzo de algo profetizado que empeorará si nuestras naciones no se vuelven a Dios. Dios no es severo, ni quiere que las personas mueran, pero utilizará el hambre para llamar la atención de los desobedientes. Para más información sobre este tema bíblico, lean “¡Se acerca el hambre y la escasez de alimentos!