El coronavirus y la hambruna

Díganos lo que piensa de este artículo

La BBC informa que el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos, David Beasley, recientemente instó a los líderes mundiales a actuar de manera rápida y sabia: “Podríamos enfrentar múltiples hambrunas de proporciones bíblicas en unos pocos meses. La verdad es que no tenemos el tiempo de nuestro lado” (21 de abril de 2020). El señor Beasley se refería al deterioro de la situación alimentaria en varias naciones afectadas por la pobreza en todo el mundo. El reciente Informe Global sobre Crisis Alimentarias destaca las drásticas necesidades de las diez naciones en mayor riesgo: Yemen, la República Democrática del Congo, Afganistán, Venezuela, Etiopía, Sudán del Sur, Sudán, Siria, Nigeria y Haití.

Varias de estas naciones han sido duramente afectadas por la plaga de langostas y sus suministros de alimentos se están reduciendo rápidamente. Debido a sus altas tasas de pobreza, todas estas naciones tienen millones de residentes que solo pueden comer si tienen empleo. Sin embargo, con los mandatos de cuarentena, muchas personas se han visto obligadas a quedarse en sus casas sin poder obtener alimentos. Los expertos temen que las tasas de mortalidad por inanición superen con creces el número de muertes por la COVID-19. La BBC señaló la preocupación del señor Beasley: “Se estima que 30 millones de personas, y posiblemente más, podrían morir en cuestión de meses si la ONU no asegura más fondos y alimentos”. ¡El Informe Global sobre Crisis Alimentarias estima que el número de personas que padecen hambre podría aumentar de 135 millones el año pasado a más de 250 millones!

Las profecías bíblicas revelan que habrá hambrunas entre los acontecimientos que llevarán al fin de esta era y al retorno de Jesucristo (Mateo 24:3-8). Para más información sobre estos acontecimientos profetizados y trascendentales, lean “¡Se acerca el hambre y la escasez de alimentos!”