Dios creó la mejor manera de alimentar a los bebés

Díganos lo que piensa de este artículo

Un nuevo estudio del Trinity College de Dublín informa sobre el impacto de la esterilización a alta temperatura de los biberones en los microplásticos (The Guardian, 19 de octubre de 2020). “Los científicos descubrieron que el proceso recomendado para esterilizar botellas de plástico a altas temperaturas y preparar la leche de fórmula hace que las botellas suelten millones de partículas de microplásticos y miles de millones de nanoplásticos que son partículas aún más pequeñas.” Un investigador expresó lo sorprendido que estaba el equipo por la gran cantidad de microplásticos que los bebés consumen en un solo día. “Un estudio realizado el año pasado por la Organización Mundial de la Salud estimó que los adultos consumían entre 300 y 600 microplásticos al día; nuestros valores promedio [para los bebés que usan las botellas de plástico] fueron de millones”.

Los investigadores ahora están estudiando el impacto de todos estos plásticos en la salud de los niños en crecimiento. Se están desarrollando nuevos procedimientos de esterilización de botellas y los científicos sugieren el uso de botellas de cristal en lugar de plástico.

Aunque una pequeña minoría de mujeres no pueden amamantar físicamente a sus bebés, esta práctica antigua y diseñada por Dios sigue demostrando ser la forma más segura, saludable e ideal para alimentar a los bebés. También es importante recordar que, a pesar de la sabiduría y la creatividad de los ingeniosos seres humanos, ¡los diseños originales de Dios son siempre los mejores (Génesis 1:31)!  Para más información sobre otros principios de salud basados ​​en la Biblia, lean Principios bíblicos de la salud