Cancelan contrato de iglesia por alegado “discurso de odio”

Díganos lo que piensa de este artículo

Después de reunirse en un edificio municipal en Toronto por más de un año, Christ’s Forgiveness Ministries (CFM) recibió un aviso de terminación de contrato con efecto inmediato informándoles que ya no podían reunirse en la instalación (LifeSiteNews, 21 de noviembre de 2019). En el correo electrónico el administrador del edificio explicó que CFM estaba “violando la política de odio de la ciudad”. El aviso también le informó que ya no podían reservar espacio para reuniones en ninguna instalación administrada por la ciudad.

El pastor de la iglesia de CFM tiene antecedentes de acción provocativa en Toronto, pero sería difícil llamar a esa una acción “de odio”. Sin embargo, la sociedad se mueve rápidamente en una dirección en la que las verdades de la Biblia y la moral bíblica son automáticamente atacadas por ser ofensivas y son vistas como “expresiones de odio”, incluso si se hablan con amor. Si bien Salmos 52 se refiere a una situación específica en la vida del rey David, también habla de la maldad inherente en el corazón de la humanidad bajo el dominio de Satanás: “Amaste el mal más que el bien, la mentira más que la verdad” (Salmos 52:3). Lamentablemente, esta condición es cada vez más visible en nuestras sociedades anticristianas de hoy, y se asemeja a las actitudes que el profeta Isaías predijo que aparecerían en las naciones israelitas en los últimos días, cuando las personas dirán: “No nos profeticéis lo recto, decidnos cosas halagüeñas, profetizad mentiras” (Isaías 30:10).

Lo que muchos no se dan cuenta, es que hay una fuerza maligna en el mundo, Satanás el diablo, a quien se menciona en las Escrituras como “mentiroso” (Juan 8:44) y “el dios de este siglo” (2 Corintios 4:4), que ha engañado al mundo haciéndole creer que la Biblia está llena de expresiones de odio (Apocalipsis 12:9), una mentira que impide que la humanidad vea los beneficios del amoroso y abundante camino de vida de Dios (Juan 10:10; 14:6). Para más información sobre lo que depara el futuro para la humanidad, lean El maravilloso mundo de mañana.