Aumentan las tensiones en África Oriental

Díganos lo que piensa de este artículo

En medio de la devastadora plaga de langostas y la pandemia del COVID-19, las tensiones entre Kenia y Somalia han llegado al límite, a medida que la guerra civil de Somalia sigue devastando a ese país (Deutsche Welle, 12 de marzo de 2020). El grupo terrorista vinculado a al-Quaida, al-Shabab, también está en lucha, y sus ataques se han extendido a Kenia. Durante un reciente ataque en Kenia, once personas murieron y una ciudad fronteriza de Kenia estuvo a punto de ser destruida. El informe de Kenia sobre el incidente dice: “Esta acción se asemeja a un ataque injustificado de soldados extranjeros con la intención de provocar a Kenia”. Kenia y Somalia también han estado en disputa sobre las aguas territoriales.

Aún más alarmante es el creciente riesgo de que esta disputa entre dos naciones pueda atraer a otros protagonistas regionales. Aunque el gobierno de Kenia apoya firmemente a uno de los líderes regionales en Somalia, el liderazgo de Etiopía lo encuentra aborrecible y apoya al gobierno central de Somalia. Los funcionarios del gobierno de Kenia han examinado la posibilidad de anexar parte de Somalia para protegerse contra las incursiones fronterizas, una acción que podría provocar una mayor respuesta tanto de Somalia como de Etiopía.

Las luchas en África Oriental son básicamente entre diferentes tribus y grupos étnicos que luchan por el territorio y el poder. Muchos están siendo asesinados o desplazados a través de estas acciones. Jesucristo advirtió que una de las “señales” del fin esta era serían las noticias de “guerras y rumores de guerras” y que “se levantará nación [grupo étnico] contra nación [grupo étnico], y reino contra reino” (Mateo 24:7). Para evitar que sus discípulos del tiempo del fin fueran tomados por sorpresa a su retorno, Jesús aconsejó a los creyentes diciendo “velad” (Mateo 24:42) y “estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis” (v. 44). Esto significa tanto observar el mundo que nos rodea como estar atentos de nuestra propia condición espiritual. Para más instrucciones sobre este tema importante y oportuno, vean nuestro programa “Cómo leer eventos mundiales”.