Ambiciones nucleares en la India y China

Díganos lo que piensa de este artículo

Defense News informa que la India realizó la primera prueba de un misil balístico intercontinental diseñado por las propias organizaciones de defensa de la nación y capaz de transportar ojivas nucleares (28 de octubre de 2021). El misil cubre un alcance de unos 5.000 kilómetros (aproximadamente 3.000 millas) con la capacidad del alcanzar la China. El Ministerio de Defensa de la India ve el arma como la clave para establecer una “disuasión mínima creíble”. El nuevo misil es rápido, preciso, y capaz de alcanzar su objetivo en quince minutos. También puede transportar una carga nuclear de 1,5 toneladas.

Un informe del Pentágono de Estados Unidos, publicado a principios de este año, revisó las estimaciones del año pasado del arsenal nuclear de China (Deutsche Welle, 11 de marzo de 2021). Una vez se pensó que tenía alrededor de 200 ojivas nucleares con el potencial de aumentar a 400 para 2030, ahora se considera que China pueda tener más de 1.000 ojivas nucleares para 2030. China también lanzó recientemente un nuevo satélite “encargado de demostrar tecnologías para aliviar y neutralizar la basura espacial” (Gatestone Institute, 1 de noviembre de 2021). El satélite tiene un brazo robótico que puede utilizarse para recuperar la “basura espacial”, un término comúnmente utilizado para describir los más de 100 millones de piezas de escombros que se cree que orbitan la Tierra. Sin embargo, algunos analistas prevén que este nuevo satélite también podría utilizarse para “capturar, destruir o inutilizar los satélites de otras naciones”. Estados Unidos, que una vez fue el líder en la carrera espacial, está siendo desafiado agresivamente por rivales como China y Rusia.

A medida que las naciones asiáticas fortalecen drásticamente sus fuerzas militares y avanzan rápidamente en sus tecnologías, ¿a dónde podría conducir todo esto? Las profecías bíblicas nos dan una idea de los conflictos y las alianzas del futuro. El libro del Apocalipsis predice un futuro ejército de 200 millones de hombres y ataques militares de “fuego, el humo y el azufre” que devastarán a una gran parte de la humanidad justo antes del retorno de Cristo (Apocalipsis 9:16-18). Este ejército vendrá del oriente de Jerusalén, y los avances militares y el desarrollo que vemos hoy en India, China, Rusia y otras naciones asiáticas pueden muy bien figurar en esta profecía. Para más información, lean Armagedón… y después.