Practicando la bondad

Díganos lo que piensa de este artículo

La mujer de Proverbios 31 es el epíteto bíblico de lo que significa ser una verdadera mujer. Ella es la dama soñada por muchos hombres y el modelo a seguir para muchas mujeres cristianas. Proverbios 31 contiene una lista exhaustiva de sus diligentes e interminables actividades. Ella trabaja de manera inteligente e industriosa. Es una dama fuerte. Es modesta y reservada y, sin embargo, la lista de sus logros es una descripción reveladora de su corazón…

"La ley de bondad está en su lengua" (Proverbios 31:26). Cuando leo esto, imagino a una mujer benévola; sonriendo, escuchando, animando y quizás abrazando a alguien que ha tenido problemas. Ella es amorosa y amada. ¿Es así como imagina a una mujer bondosa? ¿Qué significa la palabra bondad?

Según el Diccionario Oxford, bondad significa "calidad de ser amigable, generoso y considerado". Veamos lo que cada una de estas tres palabras implica en nuestro esfuerzo por imitar este aspecto de la mujer de Proverbios 31.

Ser amigable parece ser una definición obvia de bondad. Es común encontrarse con alguien en nuestras actividades diarias que realmente da la impresión de estar en medio de un día horrible. Estas personas están a nuestro alrededor: en la tienda, en los restaurantes, en las carreteras y en otras situaciones estresantes. Aquí es cuando la mujer de Proverbios 31 saludaría a la persona con una sonrisa y una palabra amable. "Gracias, y espero que tengas un buen día", le diría al empleado que trabaja a regañadientes en el mostrador. Puede que él no responda, pero ¿qué mejor manera de difundir algo de bondad, que saludando a los que nos rodean con una sonrisa amigable y una palabra de aliento? Nunca sabemos el efecto que nuestras acciones y palabras pueden tener en los demás. ¿Con qué frecuencia hemos escuchado la historia de la vida de un extraño o incluso sus problemas porque fuimos amigables e iniciamos una pequeña charla? Ser amable refleja bondad hacia aquellos que cruzan nuestro camino a diario.

La generosidad y la bondad también van cogidas de la mano. La generosidad puede incluir una donación financiera, pero realmente significa mucho más que eso. Porque, ¿qué podemos dar que a menudo es más importante que el dinero? Nuestro tiempo. Considere la definición de generoso: "persona con disposición para dar más de algo, como dinero o tiempo, de lo estrictamente necesario o esperado". Algunas de las personas más amables que conozco se han tomado el tiempo para escuchar y alentar, no solo a mí, pero a muchos otros. Hay algunas personas que tienen muy poco en cuanto a sus posesiones materiales, y sin embargo, están constantemente dando a los demás. Conozco a un par de personas que no son "ricas", pero si alguien necesita ayuda, se aseguran de que esa persona tenga comida. La generosidad es dar, es desinteresada, es poner a otros antes que nosotros. La mujer de Proverbios 31 es bondadosa porque da libremente de sí misma y de su tiempo a quienes necesitan su ayuda.

La consideración es otra cualidad de la bondad. Ser considerado significa ser atento con los demás. Es un rasgo que está desapareciendo lentamente de nuestra sociedad; tal vez por eso es que realmente notamos cuando una persona le deja su asiento a una anciana en el autobús, o permite que alguien en la tienda con solo un par de artículos se adelante en la línea de pago, o mantiene la puerta abierta para la persona que viene detrás. Ser considerado requiere que seamos conscientes de nuestro entorno y de las personas en ese entorno. Ser considerado significa hacer a otros lo que quisiéramos que nos hicieran a nosotros (Lucas 6:31). Ser considerado podría traernos momentos de incomodidad, pero ¿qué satisfacción podríamos sentir cuando pensamos que tal vez hicimos la vida de otra persona un poco más fácil por un momento? ¿Podemos ver a la mujer de Proverbios 31 ayudar a recoger los papeles que se le cayeron a alguien, o limpiar el agua que se derramó en el piso para que otros no se resbalen? La consideración es bondad porque nuestras acciones reflejan que nos preocupamos por los demás.

Ciertamente parece que la mujer de Proverbios 31 puede establecer un estándar alto para cualquier mujer que esté tratando de imitarla. Sin embargo, simplemente practicando bondad en nuestra vida diaria, me atrevo a decir que, ya estamos encaminados hacia esa meta.

  Originally Published: 09 Septiembre 2020