Claves para el desarrollo de la feminidad cristiana

Díganos lo que piensa de este artículo

En el mundo actual, la feminidad moderna se ha convertido en un camino con obstáculos y confusión cada vez mayores. A medida que los defensores de diversas agendas expresan sus opiniones sobre cómo deberían ser las mujeres y cómo deberían actuar, no buscan el juicio de Dios al respecto y, por lo general, ridiculizan la idea de siquiera considerar el juicio de Dios. Las mujeres modernas intentan implementar estas diversas ideas, solo para encontrarse frustradas e insatisfechas. Afortunadamente, Dios entiende exactamente lo que las mujeres necesitan y lo describe en Su palabra. Una vez, mientras estudiaba en un programa de educación cristiana patrocinado por la Iglesia, tuve la oportunidad de aprender más sobre las instrucciones de Dios para las mujeres al entrevistar a una mujer admirable y respetada en mi congregación, a quien me referiré con el seudónimo de “Sra. Jones". Esta oportunidad me dio ideas sobre las características clave que definen a la verdadera mujer cristiana y cómo las mujeres de hoy pueden desarrollarlas.

Clave # 1: Busque a Dios primero. Al igual que con todas nuestras metas en la vida, buscar a Dios primero es fundamental para la mujer cristiana. Según la Sra. Jones, esta ha sido una clave vital cuando se enfrenta a desafíos diarios y presiones sociales contrarias a su papel ordenado por Dios. Buscar el propósito de Dios le permitió ver los muchos beneficios y bendiciones de los roles ordenados por Dios para las mujeres. Por ejemplo, el papel de ama de casa permite a las mujeres tener más flexibilidad para buscar a Dios primero y crecer espiritualmente. Esto es particularmente importante ya que las mujeres suelen ser la principal fuente de educación religiosa para sus hijos cuando son jóvenes. Hablando de la mujer virtuosa, Proverbios 31:26 dice: "Abre su boca con sabiduría, y la ley de clemencia está en su lengua". En otra parte de Proverbios está escrito: "Porque el Eterno da la sabiduría, y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia" (Proverbios 2:6). Para tener la sabiduría de la mujer de Proverbios 31 en nuestras tareas diarias, debemos aprender y entender la Ley de Dios.

Clave # 2: Busque la humildad. Mientras discutía los ataques de la sociedad a la feminidad cristiana, la Sra. Jones enfatizó sobre el creciente desprecio por la humildad y la sumisión. Aunque señaló la desaparición de la humildad de la sociedad en general, dijo que le impresionan especialmente los esfuerzos por presentarla como un lastre para las mujeres. Sin embargo, para perseguir verdaderamente la feminidad cristiana, las mujeres de Dios deben valorar y desarrollar la humildad. La Sra. Jones apoyó su enfoque en la humildad al destacar a Sara como su personaje bíblico favorito. Ella se refirió a 1 Pedro 3:5–6, que dice: “Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos; como Sara obedecía a Abraham, llamándole señor; de la cual vosotras habéis venido a ser hijas, si hacéis el bien, sin temer ninguna amenaza”. La Sra. Jones notó que Sara desarrolló una relación personal y cercana con Dios, lo que le permitió anteponer Su voluntad a la de ella para poder someterse a su esposo con una actitud humilde.

Clave # 3: Desarrolle sus intereses. Finalmente, la Sra. Jones identificó la búsqueda de nuestros intereses y talentos como una estrategia para crecer como una verdadera mujer cristiana y mejorar el hogar. Proverbios 31:14 enseña que una mujer cristiana es ingeniosa y creativa en las tareas del hogar. Como resultado, su familia goza del fruto de sus actividades y sus hijos se benefician del conocimiento que ella les transmite. El desarrollo de sus intereses no está orientado a sí misma. En cambio, está enfocado hacia afuera brindando alegría a los demás. Según la Sra. Jones, la oportunidad de crecimiento personal de esta manera es una gran bendición para las mujeres.

La sociedad moderna se burla de la idea de "limitar" a las mujeres definiendo sus roles de esposas y madres. Sin embargo, la palabra de Dios indica que Él diseñó a las mujeres para que cumplieran con ciertos deberes. Mi entrevista con la Sra. Jones reforzó el entendimiento de que Dios diseñó los roles de la mujer para que fueran beneficiosos, y ella brindó un excelente consejo para el crecimiento de la mujer cristiana al llevar a cabo esos roles.