Sueño imposible

Jeffrey Fall
Díganos lo que piensa de este artículo

Hace algunos años, el "gurú de los Beatles" Maharishi Mahesh Yogi declaró que tenía un plan para destruir el terrorismo mundial. Se supo que Maharishi había hecho un llamado urgente en el que decía que "con mil millones de dólares podría entrenar a 40.000 expertos en meditación", que generarían suficientes "buenas vibraciones" para salvar al mundo.

El líder religioso, aparentemente bien intencionado, ciertamente reconoció que los intentos durante más de un siglo por alcanzar la paz mundial no surtieron efecto. El terrorismo amenaza a Estados Unidos y gran parte del mundo occidental. Los palestinos y los israelíes están trabados en un espiral vicioso de destrucción, que está tomando fuerza. Pakistán y la India a veces parecen estar al borde de la guerra nuclear y décadas de participación de los Estados Unidos y otras intervenciones internacionales en el Oriente Medio han traído cambios inciertos.

La ironía es que prácticamente todas las naciones y religiones quieren la paz, pero siempre es la paz en sus propios términos. Sus términos tienden a ser el dominio de una religión, una nación o una ideología por encima de todas las demás. Hay una amplia gama de creencias en este planeta que pareciera que la baraja está apilada en contra de la paz. Este ha sido el caso a lo largo de los últimos 6.000 años de la historia de la humanidad.

¿Es la paz mundial, entonces, un sueño imposible? Sí, lo es ... si se deja en las manos de los seres humanos. El Dios supremo del Universo ha permitido a la humanidad experimentar durante 6.000 años que nosotros los seres humanos no tenemos en nosotros mismos buena voluntad, ni la forma de vivir en paz. ¿Puede cualquier persona racional pensar lo contrario, cuando el abrumador ejemplo de la historia es la guerra y el derramamiento de sangre?

Algunos hablan de paz, buena voluntad y hermandad. ¡Pero si somos realistas, sabemos que todo es un sueño imposible! El que creó la mente humana inspiró al profeta Jeremías a declarar en Jeremías 10:23: "Conozco, oh Jehová, que el hombre no es señor de su camino, ni del hombre que camina es el ordenar sus pasos". El Apóstol Pablo más tarde hizo eco de esta verdad en Romanos 3:15, 17: "Sus pies se apresuran para derramar sangre; Y no conocieron camino de paz."

En pocas palabras, los seres humanos no tienen la capacidad o la habilidad de vivir juntos en paz separados del Dios verdadero. De hecho, Jesucristo indicó que habría tal conflicto mundial al final de esta era que, a menos que él interviniera, no quedarían sobrevivientes en este planeta (Mateo 24:21, 22).

Para esto se necesitará la fuerza y el inmenso poder del gran Dios para poner fin a la guerra y al poder militar de las naciones. El Creador del universo es el único que tiene tal poder y tiene la capacidad de traer e imponer la paz mundial.

La humanidad ha peleado innumerables guerras para tener paz en sus propios términos. Dios traerá paz en sus términos. Dios instituirá una misma ley para todos los pueblos: Sus leyes espirituales que son el modelo de la felicidad humana. Estas leyes serán aplicadas por un gobierno mundial bajo el liderazgo de Jesucristo mismo. Desaparecerán la multitud de gobiernos, lenguas e ideologías. Ya no habrá centenares de religiones diferentes. De hecho, ya no habrá "religión" como el mundo la ha conocido hasta hoy. Simplemente Jesucristo estará a la cabeza del gobierno, imponiendo el camino de vida que trae paz, justicia y felicidad.

Entonces, ¿qué importa si usted cree en esta buena noticia? En realidad, no importa lo que usted cree actualmente. Ni siquiera importa si usted cree en Dios o no. El Universo (la creación) sigue existiendo, aunque crea o no en el Creador. Lo que importa es que el que fue lo suficientemente poderoso para crear a la humanidad, y este planeta, también es lo suficientemente poderoso para intervenir y establecer su gobierno en la tierra.

El Dios Supremo traerá paz mundial e impondrá la paz mundial, aunque usted crea o no. La hermosa noticia es que usted puede probar la autenticidad de este mensaje, puede creer en este mensaje y puede empezar a vivir por sus leyes, las leyes del Dios Creador, incluso ahora. De hecho, usted puede tener paz en su vida ahora, lo mismo que el resto del mundo disfrutará finalmente. Entonces, ¿por qué esperar?

Esta paz es simplemente un subproducto de vivir ese modo de vida. Leemos en el Salmo 119:165: "Mucha paz tienen los que aman tu ley".

A nivel nacional, Dios promete (en Levítico 26:6) a aquellas naciones que verdaderamente siguen su modo de vida: "Y yo daré paz en la tierra, y dormiréis, y no habrá quien os espante".

Si quiere tener "verdadera paz" en su vida, ¿por qué no comenzar a estudiar el libro de instrucciones de Dios para la humanidad, la palabra literal de Dios?

Si desea saber más sobre esta forma de vida, solicite nuestro Curso Bíblico El Mundo de Mañana. Y si desea saber más sobre el mensaje de paz mundial que Jesucristo trajo a la tierra, lea en línea nuestro folleto ¿Conoce usted el verdadero evangelio?