Orígenes del universo

Jeffrey Fall
Díganos lo que piensa de este artículo

El debate se ha extendido por más de un siglo sobre la pregunta acerca de los orígenes del universo. ¿Ha existido siempre el universo? Si no, ¿cuándo llegó a existir, y cómo llegó a existir?

Las respuestas a estas preguntas tienen gran importancia. Si el universo siempre ha existido, entonces la implicación clara es que no fue necesario un diseñador o creador, ni tampoco participó en la existencia del universo. Por otro lado, si hubo un momento en el que el universo comenzó a existir, la lógica por sí sola diría que un creador estuvo involucrado.

Cuando uno mira una pintura bien diseñada, por ejemplo, en forma inherente uno sabe que esa pintura no siempre ha existido. Científicamente, uno podría hacer que al marco de madera se le diera una fecha, así como a los pigmentos que hay en la pintura, y rápidamente sería evidente que hubo un momento específico cuando la pintura se creó. Un pintor tuvo que haberse sentado y haber pintado el lienzo.

En la última década, el telescopio Hubble, que orbita la tierra, ha traído nueva evidencia dramática de que el universo no siempre ha existido. Muy claramente, el universo se está separando rápidamente y se está expandiendo constantemente. La mayoría de los científicos ahora creen que el universo virtualmente comenzó su existencia hace unos 14 o más billones de años.

Esta evidencia del evento de la creación, que algunos llaman el "big bang", está creciendo año tras año. ¡No ha habido una eternidad pasada de materia! Esto también es respaldado por la existencia de elementos radiactivos que en realidad se descomponen y disminuyen en masa. Los materiales radiactivos tienen una "vida media" conocida, lo que significa que, dentro de un período de tiempo conocido, la mitad del elemento radiactivo se descompone y desaparece. Si el universo siempre ha existido, los elementos radiactivos se habrían descompuesto totalmente y hubieran dejado de existir.

Sorprendentemente, incluso Albert Einstein (el científico más brillante de nuestro tiempo) sentó las bases para comprender que la materia no siempre existió, con la famosa "teoría general de la relatividad". Este principio bien aceptado por la física se utilizó para demostrar matemáticamente que el universo tuvo un principio, y que toda la materia comenzó a existir desde fuera del ámbito físico, fuera de las leyes de la física.

En Hebreos 11:3 leemos: "Por la fe entendemos haber sido constituido el universo (todas las galaxias) por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve (el universo entero) fue hecho de lo que no se veía.”

La Biblia claramente establece que el universo no fue hecho de materia preexistente. Esto encaja precisamente con la evidencia en astronomía y física. Hubo un momento en el tiempo cuando el universo estalló en existencia, antes del cual no había materia.

Entonces, si el universo no fue hecho de material o materia preexistente, ¿cómo llegó a existir? La ciencia no puede responder a esto, pero Dios nos dice exactamente su método de creación en Jeremías 10:12. "El que hizo la tierra con su poder". Aquí, Dios nos revela el origen definitivo del universo: Dios creó la tierra y todo el universo a partir su poder o energía. Los físicos nucleares saben desde hace años que la energía puede convertirse teóricamente en masa y, a la inversa, esa masa puede convertirse en energía. Así es como la masa de una bomba nuclear se libera en energía.

Entonces en el evento de la creación, o "big bang", el Dios Creador trajo el universo a la existencia por su poder o energía. Esto se convierte en el ingrediente faltante que explica lo que los astrofísicos están observando en el universo.

Hay una porción más de información crucial sorprendente sobre la creación y el origen del universo, que podemos encontrar en la palabra de Dios y que recientemente se ha demostrado en astronomía y física.

Isaías 40:22: "Él está sentado sobre el círculo de la tierra… Él extiende los cielos como una cortina". El tiempo del verbo hebreo traducido como "extiende" está en tiempo presente. En otras palabras, el universo todavía está siendo extendido por Dios. Esto encaja exactamente con lo que ha sido observado por el telescopio Hubble: el universo todavía se está expandiendo rápidamente.

En el mismo versículo, leemos que Dios "despliega [los cielos] como una tienda para morar".

La palabra de Dios indica que, en el evento original de la creación, Él extendió los cielos (como se describe en la teoría del "big bang"). También se nos dice que el universo todavía se está extendiendo en continua expansión, como es visto por el telescopio Hubble.

Esta misma información fue revelada por el Dios Creador hace miles de años en su palabra. Sorprendentemente, la ciencia finalmente está alcanzando el entendimiento con la Biblia sobre el origen del universo.

Si desea obtener más información sobre las pruebas de la existencia de Dios, solicite nuestro folleto gratuito: El Dios verdadero: Pruebas y promesas.