La Copa

J. Davy Crockett III
Díganos lo que piensa de este artículo

Hay una leyenda que es fascinante para muchas personas, especialmente para las personas que tienen alguna inclinación religiosa. Desde la Edad Media, algunos han buscado algún objeto misterioso, que a menudo resulta en conflictos armados y pérdida de vidas y propiedades. Esta "búsqueda" ha sido tema de obras de teatro, novelas de aventura e incluso rutinas de comedia. A este punto, usted puede haber hecho la conjetura de que el objeto de esta leyenda es una reliquia religiosa conocida como el "Santo Grial", o en algunos círculos como el "Cáliz Sagrado". Se cree que esta reliquia es la misma copa utilizada por Jesucristo en la "Última Cena". Otra faceta de la leyenda es que José de Arimatea drenó parte de la sangre de Cristo en esta copa cuando Él fue puesto en la tumba.

La historia se presta para muchas teorías sobre la importancia del objeto, sobre la existencia de sociedades secretas encargadas de cuidarlo y sobre la interminable especulación acerca de si realmente existe, y si es así, cuál es su paradero actual.

Esta fascinación proviene de una antigua práctica pagana de veneración de reliquias. Muchos de estos objetos han sido tema de intenso interés, como "el sudario de Turín", o astillas de madera que se dice que son parte de la cruz en la que Jesús fue crucificado, e incluso una lanza que supuestamente fue la que le traspasó su costado. El análisis científico desacredita estos reclamos espurios, y sin embargo, estas creencias persisten.

Si bien la copa mítica conocida como el Santo Grial no es una preocupación real para los verdaderos cristianos, la Biblia sí utiliza la analogía de una "copa" de manera poderosa en las profecías que describen lo que Dios hará en los últimos tiempos. Incluso describe una gran iglesia falsa que tiene una copa llena de iniquidad.

Apocalipsis 17 describe a una mujer adornada con joyas, vestida de púrpura y escarlata, montada sobre una bestia "... y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación" (v. 4). Continúa llamándola "... LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA." (v. 5).

Además, varias profecías mencionan otra copa en la mano de Dios o de sus ángeles, que llevan a cabo su voluntad. En el Salmo 75:8 dice "Porque el cáliz está en la mano del Eterno, y el vino está fermentado, lleno de mistura; y él derrama del mismo; hasta el fondo lo apurarán, y lo beberán todos los impíos de la tierra." Entonces Isaías, hablando de la ira de Dios, se refiere a "... el cáliz de Su ira" y "... cáliz de aturdimiento bebiste hasta los sedimentos..." (Isaías 51:17). En una profecía para Israel y Judá, Ezequiel fue inspirado a escribir: "Serás llena de embriaguez y de dolor por el cáliz de soledad y de desolación..." (Ezequiel 23:33).

El apóstol Juan registró su visión de la culminación de esta era cuando Dios se ocupa de Satanás y aquellos que han adorado a la bestia y su imagen: "... Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira ... "(Apocalipsis 14:9-10).

Aquellos que aceptan el mensaje del Mesías, incluyendo el arrepentimiento del pecado, el bautismo y la imposición de manos para recibir el Espíritu Santo, no deben temer al "cáliz de su ira", ya que Dios les ayudará a escapar (Apocalipsis 12:6, 14).

Entonces, mientras algunos se distraen con las reliquias, los milagros espurios, las leyendas impregnadas de paganismo y las tradiciones mundanas, aquellos que desean agradar a Dios practicarán el camino de vida descrito en la Biblia.

Hay otra copa que es muy deseable que se describe en Salmos 116:13 "Tomaré la copa de la salvación, e invocaré el nombre del Eterno." Ordene nuestro folleto gratuito titulado El falso cristianismo, un engaño satánico; le ayudará a llenar esa copa. Solicite también, nuestro folleto Los Diez Mandamientos, el cual es fundamental para comprender el Camino al que se hace referencia en la Biblia.